Tendencias > Internet y Redes Sociales
INTERNET Y RRSS

WhatsApp rompe el mensaje en la pareja

Érika Fernández 16 de Marzo de 2017, 15:00

Según el estudio 'Me clavó el visto: los jóvenes y las esperas en el amor a partir de las nuevas tecnologías'.

Las nuevas tecnologías han marcado un antes y un después en la comunicación humana y en todos los aspectos de la vida del hombre. Las redes sociales han cambiado la forma de sociabilizar e interactuar con nuestros semejantes, pero no en todos los casos de una manera positiva, un estudio ha determinado que el uso de WhatsApp como una herramienta para la comunicación en pareja puede resultar negativa y ser perjudicial para la relación amorosa.

Maximiliano Merentes, Mariana Palumbo, y Martín Boy son sociólogos del Instituto de Investigaciones Gino Germani, en donde recientemente se llevó a cabo un estudio para determinar si WhatsApp influía en las relaciones de pareja y cómo era esa influencia, titulado “Me clavó el visto: los jóvenes y las esperas en el amor a partir de las nuevas tecnologías”. Para llevar a cabo el estudio se realizaron 25 entrevistas en profundidad a jóvenes en rango de edad entre los 18 hasta los 24 años de edad, en las que recrearon escenas de su vida vinculadas al amor, y a lo que se espera de este.

Las conclusiones obtenidas fueron que el amor que se espera al día de hoy es un amor inmediato, en donde la espera puede ser un factor de ruptura, dado en parte a la inmediatez que impera en nuestro ritmo de vida cotidiano. Atrás quedó el ideal romántico de esperar días a que llegase una carta o la respuesta de un enamorado o enamorada, ahora prima la rapidez con la que la otra persona conteste y el tiempo que esté dispuesto a darnos como medidor del interés por la pareja y por la relación en sí.

La violencia fue una gran sorpresa en los resultados de estos datos, se ha demostrado que las redes sociales en general tienden a la proliferación de la violencia, en todos sus distintos tipos de formas con las que se puede ejercer. La causa principal de esto está en que la privacidad es una delgada línea en la que los límites no están del todo establecidos y por ello se genera una lucha entre la pareja. Las recientes actualizaciones de WhatsApp limitan mucho más la privacidad, desde la última conexión, al en línea, hasta llegar a los ‘cheks’ en azul sinónimo de “mensaje visto” hasta los nuevos estados y el hecho de poder compartir las ubicaciones, hacen que el control por parte de la otra persona se intensifique llegando incluso a puntos perjudiciales, puesto que se controla mucho más los movimientos de la otra persona y se tiende a visualizar no como una pareja si no como una propiedad.  
  • Comentarios
  • ¡Aún no hay mensajes! Sé el primero en comentar

  • Escribe tu comentario