Opinión

El madrileño sí tiene quien le escriba

Alejandro Sánchez |Madrid |26 de Septiembre de 2017, 11:30

A Cristina Cifuentes le encomendaron los madrileños el cuidado de su Administración y sus servicios públicos en un momento difícil.

Dicen que en esta vida se da lo que se recibe. Y puede que sea, generalmente, cierto. Pero no siempre.

A Cristina Cifuentes le encomendaron los madrileños el cuidado de su Administración y sus servicios públicos en un momento difícil. Y ella, honrada por el encargo, se esfuerza sin descanso para hacernos la vida más fácil a todos los que vivimos en esta Región.

En junio de 2015 la Comunidad de Madrid atravesaba, igual que el conjunto de España, dificultades económicas que tenían inevitable repercusión en nuestra calidad de vida. Y la situación política estaba asimismo turbia, con un populista podemismo, un desfigurado socialismo y un errático ciudadanismo entregados casi exclusivamente –como hoy siguen estándolo– a desacreditar a la formación que había ganado las elecciones autonómicas: el Partido Popular.

Cristina Cifuentes inició su mandato de Presidenta Regional con el difícil reto de impulsar el crecimiento de la economía y el empleo y conseguir que los servicios públicos y la atención social a los madrileños, en particular a los más necesitados de apoyo, no solo no se resintieran, sino mejorasen.

Y en los dos años largos transcurridos desde entonces, su buena gestión se ha traducido en hechos que la Oposición no sabe cómo afear, porque son incontestables.

Hoy la Región tiene 191.000 madrileños más con trabajo y se ha recuperado el 80% del empleo destruido por la crisis económica. El crecimiento de nuestro PIB es del 3,4% en términos interanuales y está entre los más altos de España.

La programación de las intervenciones quirúrgicas se ha agilizado un 28%. Más de 1.900 familias con recursos escasos han accedido a una vivienda pública. Las matrículas universitarias son entre un 20% (estudios de Grado) y un 30% (los de Master) más baratas, y cuestan 800 euros menos, en promedio. Más de 1.200.000 jóvenes tienen un abono con el que pueden hacer uso del transporte público en toda la Región por solo 20 euros al mes. El coste de las escuelas infantiles ha bajado un 25%. Más de 108.000 personas dependientes reciben atención. Las líneas 1, 5 y 8 de Metro están totalmente renovadas, y se han hecho mejoras en las líneas 6, 10 y 12. Se ha impulsado un centenar de proyectos de restauración cultural y contamos con 14 nuevos Bienes de Interés Cultural. Podemos circular más seguros por los 124 kilómetros de carreteras en los que se han eliminado puntos negros. Está en marcha un Plan de Investigación Científica e Innovación Tecnológica en el que se van a invertir 420.000 millones de euros hasta 2020…

Es interminable la lista de avances que han tenido lugar en nuestra Región, por lo que sería inapropiado exponerla aquí. Y de lo que no me cabe duda es de que Cristina Cifuentes, con su vocación de servicio, su empuje y su capacidad de trabajo, va a seguir agrandando esa lista, para pasmo de PSOE, Podemos y Ciudadanos y en bien de los madrileños de todas las opiniones políticas.

Acaba de anunciar cambios en su Ejecutivo para que la Región Madrileña siga progresando social, cultural y económicamente. Cambios muy meditados y sopesados, que afectan en particular, aunque no solo, a dos Consejerías enormemente importantes para nuestro bienestar: la de Sanidad, en la que va a potenciarse la Humanización de la Asistencia, y la de Educación, en la que se van a reforzar las políticas de apoyo a la Investigación. Esos dos ámbitos son hoy determinantes en política social y van a serlo cada vez más en el futuro, si nos atenemos a los avances que la Ciencia preconiza para la salud y la calidad de vida de nuestra especie. Por eso la Presidenta, con su compromiso presente y su visión de futuro, ha decidido reforzarlos con cambios en la estructura de su Gobierno.

En esta vida se da lo que se recibe, dicen. Pero algunas personas dan lo contrario de lo que reciben, si es para bien.

Cristina Cifuentes recibió una Comunidad de Madrid en situación difícil y en la que muchas personas afrontaban una circunstancia difícil. Y nos está haciendo la vida más fácil a todos, particularmente a quienes más lo necesitaban.

Y con los cambios y los proyectos que ha anunciado en el Debate del estado de la Región, va a hacérnosla aún más fácil, porque da cada día más –y mejor– de lo que recibe.

Alejandro Sánchez Fernández es diputado del PP en la Asamblea de Madrid.

  • Comentarios
  • ¡Aún no hay mensajes! Sé el primero en comentar

  • Escribe tu comentario