Opinión

En noviembre hablamos de Presupuestos

Ana Camíns|Madrid |15 de Noviembre de 2017, 09:00

En la Asamblea de Madrid, el mes de noviembre es tradicionalmente el mes en el que las palabras se convierten en hechos. 

En la Asamblea de Madrid, el mes de noviembre es tradicionalmente el mes en el que las palabras se convierten en hechos. Es el mes en el que se presentan los presupuestos del Gobierno para el año siguiente y conocemos los objetivos marcados en los asuntos esenciales que afectan a todos los madrileños.

Pues bien, ya tenemos el Proyecto de Ley de Presupuestos delante y observamos que de nuevo el Gobierno autonómico ha tenido en cuenta que detrás de cada cifra hay personas mayores, jóvenes, mujeres, niños, personas dependientes o con discapacidad.

Por eso el  presupuesto destinado a políticas sociales y familia crece un 8.45%. y alcanza los 1.719,8 millones de euros. Un presupuesto que muestra una clara apuesta por la recuperación social, por la bajada de impuestos a las familias y por el crecimiento económico y del empleo.

No es casual que la Comunidad de Madrid esté a la cabeza del resto de comunidades autónomas en ayuda a la dependencia, ni que sigamos siendo la única región que presta de manera gratuita la atención a las personas con discapacidad. Estamos donde estamos porque el gobierno del Partido Popular en esta Comunidad ha apostado por tener los impuestos más bajos de toda España, que permiten recaudar más para poder prestar a los ciudadanos los servicios sociales esenciales y además ser solidarios con el resto de regiones.

A diferencia de lo que está ocurriendo en el Ayuntamiento de Madrid, aquí no viene ningún ministerio a intervenir las cuentas de la Comunidad de Madrid porque simple y llanamente el Gobierno de Cristina Cifuentes no se salta la ley de estabilidad presupuestaria ni ninguna otra.

De hecho, la rebeldía fiscal de la Señora Carmena, puede traer consigo una multa de 300 milllones de euros, que es exactamente el 40% de todo el presupuesto para políticas sociales en el Ayuntamiento de Madrid. Ante estas actuaciones irresponsables y sectarias, no es de extrañar que en la Encuesta de Calidad de Vida 2016, la satisfacción de vivir en la capital haya descendido desde que gobierna Ahora Madrid.

El sectarismo del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid les ha llevado a tomar la decisión unilateral de sacar a las escuelas infantiles municipales de la Red Regional de Escuelas Infantiles. Son el único ayuntamiento que ha salido de esta red, a pesar de que esta decisión trae consigo dejar de recibir más de 7 millones de euros. Es más, ahora el Ayuntamiento no puede sufragar las becas de comedor para más de 2.200 niños de estas escuelas municipales y por eso, la Presidenta Cifuentes se ha comprometido a destinar, sin tener obligación de hacerlo, una partida de 800.000 euros para financiar estas becas de comedor que el consistorio ya no va a pagar.

Un suma y sigue de despropósitos que perjudican directamente a los sufridos contribuyentes residan o no en la ciudad de Madrid.

Mientras tanto, seguimos en noviembre y en la Asamblea de Madrid afrontamos el debate de presupuestos autonómicos con la ilusión de saber que son unos presupuestos para seguir creciendo, creando empleo y oportunidades a todos los ciudadanos que con su esfuerzo han hecho posible que la crisis económica quede cada día más lejos.
 

Ana Camíns Martínez es Portavoz de Políticas Sociales y Famlia del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid.

  • Comentarios
  • ¡Aún no hay mensajes! Sé el primero en comentar

  • Escribe tu comentario