Ocio > Gastronomía

Fuente de imagen: blog.losgalayos.net

Bocadillo de calamares: delicia culinaria de Madrid

Carolina Álvarez| Madrid| 07 de Marzo de 2016, 07:45

Los establecimientos expertos se encuentran en torno a la Plaza Mayor de la capital.

Este plato le resultará familiar a cualquier madrileño, y es que es una delicia que se disfruta no solo en la capital, sino en toda España. No tiene ningún misterio, está formado por calamares rebozados en harina y fritos con aceite de oliva. 

Normalmente suele presentarse caliente, según se hace. Puede degustarse en prácticamente cualquier bar de la capital, aunque sí es verdad que los establecimientos expertos en este plato son los que se encuentran en torno a la Plaza Mayor de Madrid, y su olor impregna toda la zona.

En el norte de España se denomina bocadillo de rabas, en Zaragoza se conoce como bocadillo de calamares bravos y se sirven en diversos bares en las localidades que las conforman.

Los calamares normalmente se cortan en rodajas con forma de anillo de un centímetro de grosor, se rebozan con harina y levadura química. Una vez hecha esta preparación, se fríen en aceite que está un tanto hirviendo hasta que estos queden dorados. Una vez hecho este, normalmente se rebanan en pan, antes era costumbre ponerlos en pan de miga.

Últimamente se utilizan baguettes hechas en el propio bar o restaurante. Es un plato típico en varios lugares de la península donde se prepara, pero el sitio por excelencia para tomar calamares es Madrid. De hecho, hay rutas del 'Bocadillo de Calamares' que dan la oportunidad de conocer todas las variantes de este plato.

Cualquiera que se acerque a Madrid, tiene la obligación de degustar esta delicia tan sencilla, es algo que llama la atención ya que es famoso en una ciudad que está muy lejos del mar,  y es raro encontrarse este plato en un lugar interior. El sitio ideal y recomendado para saborearlo es el bar El Brillante que se encuentra en Plaza del Emperador Carlos V, número 8.
  • Comentarios
  • ¡Aún no hay mensajes! Sé el primero en comentar

  • Escribe tu comentario