Nacho García Vega nos cuenta que vuelve una Nacha Pop actualizada y adaptada a los tiempos que corren. No volvían a Madrid desde la fatídica muerte de Antonio. Ahora, gracias a las facilidades que Festimad les ha ofrecido, tocarán el próximo 1 de mayo en la madrileña Sala Cats por un precio de 10 euros.

Nacho parece una persona cercana y simpática. Natural. Dice tacos y no tiene pelos en la lengua. Cuando le preguntamos que qué le parece eso de que actualmente muchos se refieran al actual panorama musical como “La Removida” admite que no sabe si “se dan las condiciones para que se hable de un movimiento cultural y musical de esas características.” Nacho es de los que piensa que cada expresión cultural está contextualizada por su tiempo, por lo que “cada momento tiene su personalidad propia y no creo que sea bueno para el panorama actual que se le pretenda comparar con otros, de otras épocas.” 



En entrevistas anteriores habían confesado que para ellos el mercado musical está demasiado estudiado, lo que no deja mucho espacio para la creatividad y libertad artística. Le preguntamos a Nacho qué piensa al respecto actualmente y admite que “siempre nos ha dado desconfianza que la música esté demasiado condicionada por las exigencias del mercado. Eso limita la espontaneidad, la originalidad y la capacidad de sorpresa.” El tema de la industria, de las ventas y los targets lleva generando durante años un debate en torno a los términos “indie” y “mainstream”, que vendría diciendo que toda aquella música que genera una facturación alta y tiene éxito entre el público sería “mainstream” y por tanto su calidad artística sería una especie de caparazón maquillada por el márketing y los estudios de mercado, pero Nacho se revela contra esa teoría, como enfadado: “Hay muy buena música que además tiene la capacidad de llegar al gran público y arrasar en las listas de éxito. Aceptar esa teoría sería lo mismo que decir que Michael Jackson era o los Rolling Stones son una mierda.”

Nacha Pop encuentra sus raíces en los pasillos del Liceo Francés, en la formación que Nacho García Vega crearía junto a Carlos Brooking bajo el nombre “UHU Helicopter”. Versionaban temas en inglés de The Rolling Stones o de Los Ramones. Poco después, tras finalizar la ‘mili’, Antonio Vega, primo de Nacho, se uniría a la banda y nacería Nacha Pop. La ilusión adolescente y la euforia de los primeros ochenta les llevaría por la senda del éxito sin mucha dilación. Se separaron en el 88 para emprender otros proyectos. Veinte años después decidieron retomar aquel proyecto de amigos. Nacha Pop volvía a sonar. Poco después Antonio, el que probablemente haya sido uno de los símbolos del pop ochentero más destacables, fallecía. Ahora le preguntamos a Nacho por qué vuelve ahora a la carretera, y nos confiesa que el sonido y repertorio de Nacha Pop provoca en él un magnetismo que no puede ignorar. También deja entrever que le gusta hacer feliz a la gente: “le encanta a una parte enorme del público de este país.”

Para ellos el éxito no es lo primero, aunque “no descartamos volver a ser un grupo de primera plana dentro del panorama pop de nuestro país.” Nacha Pop es el grupo de siempre, puesto que “las canciones tienen que ver con el sello, con el estilo”, aunque vuelven con aires renovados. Nacho admite que habrá sorpresas en estos conciertos, como temas inéditos o versiones de artistas anglosajones y momentos sobrecogedores como cuando suena la guitarra de Antonio Vega.

Nos despedimos con algo más íntimo y personal, que tiene que ver con la vida y también con las canciones. La inspiración. ¿Qué ha inspirado las bonitas canciones de Nacho? “Lucy. Lucy fue el nombre que le dieron los arqueólogos en los noventa a los restos de mujer más antiguos hallados hasta el momento. Me inspiró en mi época en solitario para componer una canción con ese mismo título. Es una oda a la mujer de la que “venimos” todos. Otro ejemplo de inspiración fueron los momentos que vivimos en la adolescencia y que inspiraron muchos de los temas de Nacha en los inicios. El día a día a veces inspira más que los momentos especiales.”
 
Próximo 1 de mayo a las 21:00 en la Sala Cats, concierto incluido en Festimad 2M.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here