La Junta de Gobierno, presidida por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha aprobado esta semana la licitación de las obras del jardín del Arquitecto Ribera, elegido por los vecinos de Barceló entre tres propuestas municipales, cuyos trabajos arrancarán en el último trimestre del año.

Las obras, que afectan a los jardines y al tramo de la calle Beneficencia, entre Fuencarral y la plaza de Barceló, tienen un plazo de ejecución de seis meses. El presupuesto asciende a 1,5 millones de euros, ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

Se peatonalizará el tramo aún no ejecutado de la calle Beneficencia, con vistas a que el nuevo pavimento sirva para el patinaje. También se repondrá el monumento a Mesoneros Romanos, además de incluir elementos arqueológicos hallados en la zona, concretamente un viaje de agua encontrado bajo la calle Mejía Lequerica al ejecutar las obras de ampliación del aparcamiento de Barceló.

El proceso de selección, tras las propuestas presentadas al público durante los meses de agosto y septiembre de 2014, se hizo mediante votación pública, dirigida por la coordinadora de asociaciones vecinales Haciendo Jardines.

El proyecto busca mantener una proporción equilibrada entre las zonas dedicadas a jardines, paseo y zona estancial. El diseño intenta facilitar la conexión y la permeabilidad visual entre las calles de Barceló y Beneficencia, además de renovar el estado actual de la calle Larra, que se prolongará hasta la plaza.

La propuesta establece distintas cotas de altura diferente en la plaza, en función de la rasante del forjado de cubierta del aparcamiento, ajustándose al desnivel de mas de dos metros existente entre las calles Beneficencia y Barceló, de manera que se establezcan plataformas en la zonas estanciales.

También se adaptará a la pendiente en las zonas ajardinadas, pero que en cualquier caso permitan, siempre que sea posible, la plantación de árboles a fin de disponer de zonas de sombra. Junto a la línea de árboles  se colocarán bancos.

COLEGIO ISABEL LA CATÓLICA

El punto más bajo se sitúa en el chaflán de la entrada del colegio Isabel la Católica que da a la calle Beneficencia. La parte más alta corresponde a la zona central de los jardines, que continúa con la misma cota en la que actualmente se sitúa la plataforma que da frente al museo.

El acceso a los jardines desde la calle Beneficencia se efectúa por dos rampas adaptadas, en las esquinas suroeste, al lado de la rampa de entrada al aparcamiento subterráneo, y sureste, junto a las escaleras de salida de emergencia del aparcamiento subterráneo.

Los restos arqueológicos del viaje de agua recuperado del siglo XVIII se dispondrán paralelos al camino de acceso en la esquina noreste, entre éste y la rampa de acceso al aparcamiento subterráneo de esta esquina.

El elemento más característico de esta propuesta es un plaza central en la que desembocan las veredas y paseos que conforman las distintas áreas estanciales y ajardinadas del parque. Se ha previsto la instalación de una pérgola perimetral que sirva de soporte al crecimiento de plantas trepadoras que aporten sombra sobre la plaza, en cuyo centro se instalará una fuente ornamental.

También se ha previsto la instalación de juegos infantiles, recorridos de ejercicios según edades, mobiliario urbano y elementos de señalización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here