Nos lanzamos a la calle en busca de las mejores croquetas de la capital. La tarea no es nada fácil, puesto que Madrid nos ofrece una gran variedad de locales donde este delicioso bocado se convierte en un manjar de dioses. No se  preocupen, nosotros nos encargamos de guiarles por los mejores lugares de la ciudad para que la boca se les haga agua.

La clave principal para saber que estamos ante una buena croqueta es la bechamel suave y cremosa, un buen relleno con sabor pero sin excesos y un rebozado ligero y crujiente.



Hoy no vamos a hacer divisiones categóricas porque seguramente muchos señalarán como las mejores croquetas las de su abuela o de su madre, porque no debemos olvidar que nos encontramos ante un plato muy tradicional y casero. Nos centraremos en aquellos restaurantes que nos transportan a tiempos lejanos y olvidados donde la necesidad era tan ardiente que se aprovechaba todo lo que uno tenía en casa: las sobras del cocido, fabada, guisos, estofados…

Madrid es una ciudad que ha sabido conservar el sabor tradicional de la gastronomía española añadiendo el toque de modernidad y vanguardismo que en este siglo XXI tanto anhelamos.

Este exquisito manjar lo encontrarán tanto en las cartas de los restaurantes más exclusivos como en los mesones, bares o locales más modestos, por ello, la elección de las mejores croquetas no es tarea fácil, pero nosotros nos arriesgamos y les ofrecemos una guía donde podrán degustarlas:

‘Ruta Croquetera’

Casa Julio:
Local muy famoso por su comida tradicional, además de lugar de peregrinación para los fans de U2 desde el 2000, año en el que la banda musical realizaron una sesión fotográfica en este conocido lugar, donde probaron su plato estrella: las croquetas. Esta tasca nos ofrece unas de las mejores ‘bolas rebozadas’ de la capital. Las croquetas se presentan redondas y contundentes, con la proporción perfecta de bechamel y relleno con un rebozado crujiente y delicioso. Tienen una gran variedad: setas con puerro, queso gorgonzola, espinacas y pasas, queso azul, jamón, picadillo de matanza y morcilla con membrillo…Un auténtico manjar que no podrás perderte.
Calle de la Madera Nº 37.
 
El Quinto Vino:
Si lo que busca es algo castizo éste es su lugar. La taberna tiene 20 años de historia y se enamorará de sus croquetas cremosas de jamón ibérico. Además, son conocidas como ‘las croquetas de Esperanza’, la cocinera del establecimiento que las realiza en su casa y posteriormente las lleva al restaurante donde finalmente se fríen.
Calle Hernani Nº48.
 
Casa Labra:
Lugar castizo y emblemático de Madrid fundado en el año 1860. Aquí fue donde un 2 de mayo de 1878, Pablo Iglesias creó el Partido Socialista Obrero Español (PSOE). En esta taberna histórica probará sus famosas tajadas de bacalao rebozado, sus soldaditos de Pavía o también sus croquetas de bacalao. Un sitio de parada obligada si lo que busca es tapear por el centro de la capital.
Calle Tetuán Nº12.
 
La Croquetta:
En la zona de O´Donnell encontrará el restaurante perfecto si es un amante de las croquetas. En la carta podrá degustar diferentes variedades además de las clásicas de jamón o bacalao. Le sorprenderán las croquetas de rabo de toro y las de jalapeño picante. Sin duda, un lugar que no debe perderse.
Calle Fuente del Berro Nº33.
 
Casa Manolo:
Otra taberna típica y tradicional de Madrid, donde degustará sus famosísimas croquetas de huevo y jamón que llevan dando grandes alegrías a todos los madrileños y forasteros desde principios de siglo.
Calle Jovellanos Nº7.
 
Bar Melo´s:
Un lugar que no deja indiferente a nadie por sus croquetas y por sus famosas zapatillas. Es un establecimiento donde se prima la calidad y el buen gusto, por ello, encontrará raciones abundantes. Sus croquetas son caseras y no dejan indiferente a nadie gracias a su rebozado fino y a una bechamel muy cremosa. Eso sí, es un lugar muy concurrido, por lo que quizá le toque esperar y armarse de paciencia… pero vale la pena.
Calle Ave María Nº 44.
 
Bodega de la Ardosa:
Un lugar que le transportará a otro tiempo gracias a su decorado ‘vintage’. Descubrirá una gran variedad de croquetas como las de cabrales, carabineros, cecina, bacalao o las clásicas de jamón. Un local que le embaucará desde el primer momento que ponga el pie dentro, no sólo por sus excelentes croquetas sino también por su salmorejo, tortilla de patata o sus calamares.
Calle Colón Nº13.
 
La Gastrocroquetería de Chema:
Es sin duda el primer restaurante de España que se ha especializado en este tipo de comida. Encontrará croquetas de cualquier sabor, tamaño y textura. Un lugar que no le dejará indiferente.
Calle Barco Nº7.
 
Viridiana:
Establecimiento que cuenta con más de treinta y siete años de vida y donde sus croquetas son uno de los platos más solicitados por los clientes, ya que Abraham García fue uno de los primeros en utilizar para la bechamel leche de oveja Latxa, una raza autóctona de las montañas de Navarra, con la que también se hace el queso Idiazábal, ya que aporta una gran cremosidad.
Calle Juan de Mena Nº 14.
 
La Palma 60:
Local muy conocido por su estupendo tapeo, donde, por supuesto, las croquetas son las protagonistas. Podrá degustar una gran variedad como las de setas y parmesano o las de jamón. Además, podrá disfrutar de unos buñuelos de gorgonzola… ¡que están para chuparse los dedos!
Calle La Palma Nº 60.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here