-Publicidad-

El madridismo vive hoy una sensación agridulce. Tras confirmarse la eliminación de la Champions y que el Barcelona se ha proclamado campeón de Liga, al madridista solo le queda una forma de decir que la temporada no ha sido tan mala y es que ayer por la noche el Real Madrid de Baloncesto alzaba su novena Euroliga.

Un título que ha costado volver a ganar 20 años. Casualidades de la vida, ante el mismo rival y en la misma ciudad. Un trofeo que viene a confirmar el buen trabajo que está haciendo Pablo Laso en el conjunto merengue. Y sobre todo se ha impartido justicia, y es que tras dos finales perdidas, esa copa tenía que ser levantada por el Real Madrid, en Madrid, valga la redundancia, con su público y arrasando al rival.

-Publicidad-

El encuentro comenzó muy parejo, y aunque el Real Madrid intentaba despegarse en el marcador, los griegos no estaban dispuestos a dejar pasar la ocasión de coronarse reyes de Europa. Pero los de Pablo Laso confirmaron el inmejorable estado de forma en el que están, optando al triplete. Entre los triples de Carrol, los tapones Noccioni y el alma del equipo, el Real Madrid se impuso en el marcador, sacando así el mal perder de los griegos. Hablo de Spanoulis, que lanzó un balón a la cabeza de Rudy. Cosas que se hacen en caliente. Final del partido y el Real Madrid se corona Rey de Europa por novena vez en su historia.  Una recompensa a una gran temporada, aunque queda resolver  quién será el campeón de Liga.

No puede decir lo mismo el equipo de fútbol. Es el peor momento que pasa Ancelotti como entrenador del conjunto madridista. Eliminado de la copa, eliminados de la Champions y el Barcelona se proclamó campeón de Liga en el Calderón. Ahora viene la pregunta del millón: ¿Debe seguir el técnico italiano? La respuesta es clara: Sí.

Hay muchas razones para creer en la continuidad de Ancelotti. La primera de ellas es que gracias al entrenador italiano el Real Madrid ha conseguido 4 títulos en año y medio. Uno de ellos la Décima. No hay que olvidarlo. Además la plantilla está «a muerte» con él, y la unidad es la clave del éxito. El técnico madridista ha mostrado su deseo de seguir muchos  años en el club. Un club que vuelve a ser respetado y ha dejado de ser tan odiado, como pasaba no hace mucho. No ha sido una buena temporada, eso es verdad, pero no hay que volver a la época de entrenador por año. No se puede construir una casa por el tejado. Hay que tener paciencia y dejar trabajar.

Ahora toca pensar en reforzar la plantilla, para que el Real Madrid pueda tener, a parte de un equipo titular competitivo, un banquillo que también lo sea. Todo queda en manos de Florentino, que no debería ni plantearse en echar a Ancelotti. Si no habría que recordarle que por el Real Madrid han pasado entrenadores que han estado tres temporadas consiguiendo dos títulos. ¿Por qué iba a ser menos Ancelotti?

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here