El piloto alemán Nico Rosberg (Mercedes) ha conseguido su segunda victoria consecutiva en el Mundial de Fórmula 1 este domingo en el Gran Premio de Mónaco, sexta prueba de la temporada, mientras que el español Fernando Alonso (McLaren) ha abandonado por problemas en la caja de cambios, Carlos Sainz (Toro Rosso) ha concluido décimo saliendo desde el pit-lane y Roberto Merhi (Manor) ha sido último.  

De esta manera, el asturiano, que marchaba noveno, abandona por segundo Gran Premio consecutivo, después de hacerlo hace dos semanas en Montmeló por problemas en los frenos. El bicampeón mundial sigue sin puntuar esta temporada.



Por su parte, Rosberg firma su tercera victoria en los últimos tres años en Mónaco, donde tiene su residencia. Le acompañaron en el podio su compañero de equipo y líder del Mundial, el británico Lewis Hamilton, y el alemán Sebastian Vettel (Ferrari).

TOQUE DE ALONSO CON HULKENBERG EN LA SALIDA

Hamilton, poleman del sábado, defendió bien su primera posición en la salida ante Rosberg, mientras por detrás el ruso Daniil Kvyat (Red Bull) adelantaba a su compañero, el australiano Daniel Ricciardo, y presionaba a Vettel.

También adelantó posiciones Alonso, que logró ponerse undécimo tras superar al brasileño Felipe Massa (Williams) y al alemán Nico Hulkenberg (Force India). Sin embargo, en su última maniobra de adelantamiento, tocó el monoplaza del germano, que rompió el alerón delantero. El asturiano fue penalizado con cinco segundos por la acción.

Por detrás, el holandés Max Verstappen (Toro Rosso), compañero de equipo de Sainz, presionaba al venezolano Pastor Maldonado (Lotus), un acoso que terminó con el sudamericano finalmente fuera de carrera.

En la cabeza, Vettel se acercaba a Rosberg mientras el alemán se alejaba de su compañero de equipo; solo unas vueltas después, el británico ralentizaba su ritmo por problemas en los frenos, y unos giros más tarde los Mercedes se veían obligados a lidiar con el tráfico, que hacía perder hasta un segundo de ventaja a Hamilton.

El castellonense Roberto Merhi (Manor) cerraba la clasificación mientras los otros dos españoles seguían luchando por los puntos. Tras cumplir la sanción, Alonso se ponía noveno; Sainz, por su parte, protagonizaba una espectacular remontada saliendo desde el pit-lane -por la sanción por saltarse el pesaje en la calificación- y esperaba la zona de DRS para superar al sueco Marcus Ericsson (Sauber).

Sin embargo, la mala suerte volvía a cebarse con el asturiano. Si en Montmeló eran los frenos los que dejaban fuera de combate al bicampeón del mundo, en Montecarlo fueron problemas en la caja de cambios. Alonso, que tampoco pudo concluir la clasificación por problemas electrónicos en el coche, se quedó parado en el mismo lugar que el sábado, en la curva a derechas de Santa Devota. Alonso estaba entonces noveno, en la zona de puntos.

Mientras, el británico Jenson Button preguntaba por radio lo sucedido con Alonso, pero desde la radio del equipo esquivaban la cuestión. Con el abandono del de Oviedo, Sainz subió una posición, dos cuando su compañero Verstappen paró en boxes.

Precisamente, el holandés hizo ondear la bandera amarilla tras un espectacular accidente por un toque con el francés Romain Grosjean (Lotus); el piloto tocó por detrás el coche del galo, perdió el control y se fue de manera frontal contra las protecciones. A pesar del impacto, pudo salir por su propio pie.

El incidente fue aprovechado por muchos corredores para hacer su parada en boxes, entre ellos Hamilton, que incomprensiblemente cedió el liderato y salió tercero, por detrás de su compañero de equipo, nuevo líder, y Vettel. Una vez se fue el coche de seguridad, Rosberg se escapaba mientras su compatriota taponaba al británico.

Y así, casi en caravana, concluyeron la prueba, con la que Rosberg sellaba su segundo triunfo de la temporada y recortaba distancias en el Mundial con respecto a Hamilton. Vettel se colaba entre los dos Mercedes y subía al podio.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here