El FC Barcelona ha logrado este sábado con su triunfo en la final de la Liga de Campeones contra la Juventus de Turín (1-3) en el Olympiastadion de Berlín (Alemania) su quinto título de Champions en la octava final de su historia, y ha entrado en el selecto grupo de cuatro clubes con cinco o más títulos en la máxima competición continental, tabla que lidera el Real Madrid con diez.  

El cuadro de Luis Enrique tuvo que sufrir a pesar de adelantarse en el marcador en el minuto cuatro de encuentro gracias a una gran jugada que culminó Rakitic. Poco a poco los de Massimiliano Allegri se quitaron la presión de encima y aguantaron el tipo hasta empatar el duelo a los 10 minutos de segunda mitad por medio del español Álvaro Morata.  



Sin embargo, una arrancada de Messi terminó en el tanto de Luis Suárez en el minuto 68, quien aprovechó el rechace de Buffon al tiro del argentino. El pitido final, que llegó con el tanto de Neymar ya con el tiempo cumplido, coronó al Barça por quinta vez en el Viejo Continente, cuarta vez en los últimos 10 años, y selló el segundo triplete para el club azulgrana tras el logrado en 2009 con Pep Guardiola.

Los blaugranas han ganado más finales que no perdido en las ocho disputadas hasta el momento, con los títulos de 1992, 2006, 2009, 2011 y 2015 por los subcampeonatos logrados en 1961, 1986 y 1994. Este sábado 6 de junio han decantado más todavía la balanza hacia el éxito logrando un pentacampeonato histórico.

Y lo es porque igualan a Liverpool FC y FC Bayern de Múnich con cinco títulos, porque se hace con el trofeo en propiedad, porque el club blaugrana se convierte en el que más Champions ha ganado en lo que va de milenio con cuatro y, sobre todo, porque este título comporta firmar el segundo triplete en seis años y ser el único club capaz de conseguir tal hazaña.

Después de dos fiascos, a la tercera fue la vencida para un FC Barcelona que se proclamó campeón de la entonces Copa de Europa por primera vez el 20 de mayo de 1992 en el antiguo Wembley (Londres) al superar a la Sampdoria italiana en la prórroga con el mágico lanzamiento de falta de Ronald Koeman.

Aquel Dream Team dio paso, tras varias altibajo en el equipo, al equipo de ensueño dirigido por Pep Guardiola. Aunque primero ese tren de éxito tuvo una parada en París, el 17 de mayo de 2006, con Frank Rijkaard como conductor del mismo. A las órdenes del holandés y con un equipo liderado por Ronaldinho o Etoo, el Barça abrió camino hacia una década de éxitos.

Y es que pocos años después, ya con Guardiola al frente del equipo, llegaron las Champions de 2009 y 2011. La primera, el colofón a una temporada brutal en la que los blaugranas lograron su primer triplete de la historia al ganar la Copa del Rey, la Liga y esta Orejuda. En 2011, se consagró en el nuevo Wembley el que probablemente sea el mejor Barça de la historia, por títulos ganados –14 de 19 con Guardiola– y por cómo los lograron.

Una evolución de ese fútbol, sin perder el ADN Barça, hacia un estilo más directo y fuerte, ha llevado al Barça a ganar esta final de Berlín con 11 partidos ganados y solo dos perdidos en la campaña. Un equipo que con Luis Enrique Martínez sigue teniendo mucha hambre de títulos y que ha logrado de nuevo el trébol de títulos en una temporada.

El quinto título les deja todavía lejos de los siete del AC Milan y de los diez del Real Madrid, pero aumenta el prestigio del club blaugrana. Además, es el 15º título de Champions para equipos españoles, que superan los 12 que suman tanto Italia como Inglaterra, que están por detrás de los 15 de España al frente de esa tabla.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here