¿Quién había dicho que los filmes de terror con adolescentes no daban miedo?
Pues, en muchas ocasiones, yo el primero.
 
Por consiguente, impulsado por la críticas positivas me he sumergido en el inquietante mundo de la sexualidad adolescente con esta película de título muy social, It Follows (también podría establecer sus intenciones con un interrogativo, ¿Me sigue? y ¿quién o qué?), pues todo lo que rodea a esta producción es un misterio. Magia que pocas veces encontramos en un proyecto de este estilo.
 

Pues, aunque posee todas las características de esta ramificación del género de terror, a la vez muestra inteligencia y diálogos vivaces, con las relaciones personales mostradas de forma más adulta de lo habitual. Pero lo que aumenta su calidad fílmica, sin duda, es que a los mandos del proyecto está un director procedente de la Universidad de Florida y aporta en éste, su segundo largometraje, la suficiente imaginación en un guion propio para mantenerte pegado a la butaca durante todo el desarrollo.

Probablemente, David Robert Mitchell ha entrado por la puerta grande de la aventura que es llevar a cabo una película de terror, intencionada y perfectamente estructurada de principio a fin.
 
Además, It Follows participa del éxito que tuvieron otros trabajos cuando incluyeron en sus repartos a una nueva camada de actores y actrices, una especie de elementos a la carta para futuros trabajos con otros autores. En este sentido, el casting recuerda a aquellos que emergieron de películas como los Drugstore Cowboys y Mi Idaho Privado de Gus Van Sant, Stand by Me de Rob Reiner, El Club de los Poetas Muertos de Peter Weir, o Animal House de John Landis. Claro que si queremos dar galones a directores que descubrieron a jóvenes intérpretes y los lanzaron al éxito, tendremos que recordar a un genio llamada Francis Ford Coppola y sus míticos lanzamientos de nuevos rostros como The Outsiders y Rumble Fish, o al mismísimo Peter Bogdanovich con The Last Picture Show. Nunca mejor expresado con el título de, Hollywood la fábrica de estrellas.
 
En It Follows el terror llama e impacta desde los primeros encuadres que terminan con una imagen al borde de un lago, una amanecer retorcido y luminoso que nos previene de la fuerza a la cual nos vamos a enfrentar. Luego, la película acierta plenamente al girar hacia un miedo psicológico, suspense provocado por los enfoques y encuadres, y la presentación de unos personajes que resultan atractivos y con un intenso mundo interior.



El joven director Mitchell te zarandea por las calles y los distintos paisajes del estado de Michigan, con escenarios naturales y construcciones que representan una amenaza en sí mismos. El lago de aguas inquietantes, un coche solitario, un campus de un colegio, un parque de nocturno y columpios, una granja o una planta abandonada, la piscina o un hospital.
Y lo mejor es que Mitchell demuestra una maestría para conseguir los encuadres más impactantes y un manejo de la cámara que ejecuta la mayoría de planos fijos a la perfección (a ras del suelo, postreras o difuminadas al fondo de la imagen principal, claroscuros o intencionadamente iluminadas), giros de 240 grados, travellings y numerosas secuencias que ayudan a su fuerza visual, con el sencillo y meritorio plan de inquietar al espectador.
 
Maika Monroe es la joven actriz que oculta sus cartas al principio, aunque luego despliega múltiples registros que pasan del terror en estado puro al suspense de estilo hitchcockniano, de la amenaza de un psicópata a la lucha interna entre el amor y el deseo. Por su bello rostro (del que seguiremos oyendo hablar) se muestran todas las huellas de It Follows, desde el miedo a lo desconocido al terror psicológico sin excesos, o del sentimiento de culpa al sentirse atrapada a la resignación de sus decisiones. Meritoria participación como la del resto de compañeros invitados al convite de muerte.

 
Ella es de Santa Bárbara, pero su compañero de padecimientos es el británico Keir Gilchrist, que ya ha participado en otras películas sobre el género con desigual suerte. Y dado su buena interpretación lo seguirá haciendo en próximos proyectos.

 

Además, continuando con buenas actuaciones, el reparto joven se completa con Lili Sepe y Olivia Luccardi, tentadas también por la oscuridad y la luz de los focos, a grandes cosas. Lo veremos, pues ya hay importantes directores llamando a sus puertas.
 
Los papeles masculinos interpretados por Jake Weary o Daniel Zovatto, demuestran tener los suficientes arrestos para que les sigamos a partir este filme que, posiblemente, ha cambiado sus carreras (como la de ellas) hacia el estrellato.
 
Un casting eficaz en una película diferente al resto del scifi adolescente, la mayoría de estos actores ya habían participado en diferentes películas con dispar resultado, pero seguiremos sus pasos… entre el silencio y los chirridos al anochecer.
 
Sobre el joven director David Robert Mitchell, deberemos aprender su nombre, porque ha tocado las teclas necesarias para establecer una corriente fresca en el mundo del terror, aunando la juventud y la efervescencia sexual a las complicadas relaciones producidas por un extraño contagio, tocando los resortes mágicos para que todos los espectadores queden bien satisfechos con su trabajo espectacular. Creo que si fuera productor de Hollywood, ya le estaría ofreciendo algún guion como reto a sus dotes como cineasta.
 
Sin embargo, todo lo que reluce en una película puede llevarte a una ligera decepción, mínima en la resolución de la película. Es lo que ocurre por estar tantas horas empapado, a la mitad de la escena te encuentras con un dolor en la cabeza y tienes que terminar de la mejor forma posible. Pero, lo dicho… a quién no le ha parecido que está siendo observado minuciosamente, y se ha sentido con ganas de salir corriendo del agua.
 
El final vuelve a poner las cosas en su sitio, y una puerta abierta es lo mejor para que tu mente siga pensando… pensando si te seguirán a la vuelta de la siguiente película. Yo por mi parte, alabo el buen gusto de David por este notable suspense.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here