Este fin de semana el mundial de Fórmula 1 pasa por Austria, más concretamente por el circuito de Red Bull Ring.  Octava prueba del campeonato en el que los Mercedes siguen siendo los favoritos para alzarse con el título mundial tanto de pilotos como de constructores, aunque no hay que perder de vista al Ferrari de Vettel, que puede ser el único que ponga un poco de picante entre la lucha de las «flechas de plata».
 
La clasificación, muy ajustada, sitúa a Lewis Hamilton en lo más alto de la tabla con 151 puntos y cuatro victorias, seguido de cerca por su compañero de equipo Nico Rosberg con 134 y dos victorias, y por Vettel 108 puntos y una  victoria. La cruz son los Mclaren, con Button en el puesto 17 y cuatro puntos y Fernando Alonso 18º con ningún punto en su casillero. Sin duda están siendo la gran decepción de la parrilla sumando 7 abandonos por problemas técnicos entre los dos pilotos. Por su parte Carlos Sainz sigue sorprendiendo a todos con su innegable talento y su lucha incansable por aprender y seguir sumando puntos en su primera temporada como piloto de la máxima categoría automovilística.
 

Ficha técnica

 
Destaca por tener únicamente 9 curvas y dos largas rectas en las que se llega a alcanzar los casi 320 km/h con DRS. No hay que perder de vista los frenos y es que el porcentaje de tiempo de frenado es del  14% provocando un alto desgaste de este componente. La carga aerodinámica también juega un papel muy importante  y debido a la altitud de la zona los turbos de los propulsores perderán alrededor de un 7% de potencia. Los neumáticos elegidos por Pirelli para esta prueba son los mismos que en Mónaco y Canadá, los blandos y los superblandos, cuya diferencia oscila entre las 7 y 9 décimas.
 
Se trata del circuito con menor tiempo de vuelta, que ronda los 70 segundos, y con una longitud de 4.326 metros al que se darán 71 vueltas recorriéndose unos 307 km. La parada en boxes será de 22 segundos y la mejor estrategia será a dos paradas. Cuenta con dos zonas de DRS, la primera de ellas tras la curva 2 y la segunda en la recta de meta.
 



Curiosidades

 
-Antiguamente conocido como Osterreichring, este circuito ha albergado alguno de los episodios más curiosos de la Fórmula 1, como cuando en el año 2003 tras el dominio absoluto de Rubens Barrichello, el brasileño prácticamente se paró en la línea de meta para dejar la victoria en manos de su compañero Michael Schumacher.
 
-El récords de victorias en este país lo ostenta el tetracampeón del mundo, Alain Prost que consiguió subirse a lo más alto del podio en tres ocasiones , seguido de Michael Schumacher y Mika Häkkinen con dos victorias cada uno.
 
-La vuelta rápida del circuito la hizo en el año 2003 el alemán y heptacampeón del mundo Michael Schumacher con un tiempo de 1’08″337.
 
-Lauda ha sido el único piloto austriaco que ha conseguido la victoria en Austria. Fue en 1984 saliendo desde la cuarta posición.
 
 

Lo sucedido en 2014

 
El año pasado supuso el regreso de Austria al mundial de F1, territorio Red Bull. Pero curiosamente ni los Red Bull ni los Mercedes fueron los poseedores de las dos primeras plazas de la parrilla de salida. Sorprendentemente los Williams de Massa y Bottas serían los pilotos que arrancaría primero y segundo respectivamente.
 
Nico Rosberg y Lewis Hamilton comenzaron su particular remontada. El alemán ascendió a la segunda plaza tras la primera curva y el piloto inglés accedió a la quinta posición sin ningún problema. En la vuelta 37 Vettel diría adiós a la carrera tras un toque con Esteban Gutierrez. Por su parte el ritmo de Alonso era cada vez mejor, e incluso llegó a liderar 4 vueltas, rondando en tiempos de los Mercedes. Incluso llegó a disputarle la cuarta plaza a Massa, pero la velocidad punta, imprescindible en este trazado, impidió tal proeza.
 
Finalmente los Williams no pudieron dar la sorpresa debido a la mala gestión de la estrategia y Rosberg se alzó con la victoria, seguido de Hamilton y Bottas.
 




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here