Pedro Zerolo, que falleció esta noche a los 54 años a consecuencia del cáncer de páncreas que le fue diagnosticado en enero de 2014, se ha quedado a pocas horas de ser diputado en la Asamblea de Madrid y coronar así una larga carrera política, marcada por sus doce años como concejal en el Ayuntamiento de Madrid, donde siempre prometía oficiar «las bodas más bonitas y duraderas».  

Las bodas fueron sin duda uno de los aspectos de su trabajo como edil que más le entusiasmaba, algo que no ocultaba. Coqueto hasta el final, Zerolo explicaba que se negaba a ponerse una peluca una vez perdida su casi legendaria mata de rizos, ni para oficiar sus tan preciadas bodas. «Yo soy así», defendía.



Trabajador infatigable, Pedro Zerolo estuvo acudiendo casi hasta el final a los plenos y comisiones de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana, de las que era portavoz socialista. La lucha por la igualdad de derechos fue su estandarte en el Ayuntamiento de Madrid: la situación en El Gallinero, en la Cañada Real o el derecho a una vivienda digna fueron asuntos que nunca escapaban de su atención, defendidos con pasión y con su característico acento canario.

Zerolo no ocultó nunca su enfermedad, que hizo pública a través de un comunicado. «Lucho contra el cáncer… hasta la victoria final», llegó a afirmar. Él mismo relataba a todo aquel que le preguntaba cómo estaba y siempre con una entereza aplastante, incluso cuando las terapias para atajar el cáncer le resultaban demoledoras. «Luchando» era la expresión que más utilizaba cuando alguien se interesaba por su estado, verbo que pronunciaba siempre con una sonrisa.

El también secretario de Movimientos Sociales del PSOE dio el salto a la política nacional como veterano militante por los derechos de la comunidad homosexual y transexual: fue presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales hasta que fue elegido concejal del Ayuntamiento de Madrid en 2003.

Su labor para impulsar la aprobación de leyes como la del matrimonio homosexual fue reconocida este verano por el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que explicó que quien le «convenció» para poner en marcha la reforma que autorizaba el matrimonio homosexual fue Zerolo. El diputado electo hizo uso de este derecho y se casó al día siguiente de que el PP recurriera la ley.

Pese a la enfermedad contra la que luchaba desde hacía un año, Zerolo se mostró dispuesto el pasado mes de febrero a convertirse en candidato a la Comunidad de Madrid, tras la destitución de Tomás Gómez, pero finalmente se integró en la candidatura del exministro Angel Gabilondo, que lo incluyó como número tres en su lista.  

Acudió a la última reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, un día después de las elecciones municipales y autonómicas, en Ferraz, y atendió a los medios de comunicación, pese a que ya se encontraba muy débil. Ayer no pudo recoger su acta de diputado electo pero hasta hace poco más de un par de meses se le podía ver caminando por su barrio, el de las Letras.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here