La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado que el Ayuntamiento se marca como objetivo tener en diciembre la ciudad «limpia y resplandeciente», y ha solicitado a las empresas concesionarias el impulso de planes de choque de limpieza en barrios y recuperará el servicio de recogida de muebles y enseres.  

Además, la alcaldesa ha asegurado que las concesionarias han reconocido que los contratos integrales impulsados por el PP les genera dificultades para alcanzar los objetivos de limpieza y que no debieron optar a los precios bajos licitados.



Así lo ha manifestado Carmena en el Pleno municipal y en relación a una pregunta que le ha planteado el portavoz municipal del PSOE, Antonio Miguel Carmona, que le ha planteado la necesidad de articular un plan de limpieza urgente de la ciudad con medidas «contundentes» y «concretas».

La regidora ha asegurado que la situación de la limpieza de Madrid era «desastrosa» y han constatado en las encuestas a los ciudadanos el «desapego» y las «críticas» de los ciudadanos sobre el resultado de limpieza, con «constantes quejas» de los madrileños.

Por ello, uno de los puntos urgentes del programa de Ahora Madrid y por ello se han reunido con las empresas responsables del servicio de limpieza para lograr mejorar los resultados, puesto que la duración de los contratos integrales es de unos 10 años.

En una reunión que se mantuvo con las empresas, Carmena ha detallado que el equipo de Gobierno municipal transmitió que Madrid estaba «sucísima» y que, por su parte, las concesionarias se disculparon al decir que no debieron optar a una contratación con precios tan bajos porque les iba a generar dificultades.

CAMPAÑA DE SENSIBILIZACIÓN

Por ello, se ha decidido mantener reuniones bilaterales para plasmar medidas de cara a que en diciembre la ciudad esté «limpia y resplandeciente». Una de esas medidas que ve imprescindible la alcaldesa es el refuerzo y aumento de plantillas. Hasta que se plasme esas medidas definitivas, se ha solicitado la elaboración de plan de choque por barrios.

A su vez, la alcaldesa ha asegurado que se va a lanzar una campaña de sensibilización para que los ciudadanos sean también corresponsables de la situación de la limpieza desde el civismo. También ha asegurado que tiene que volver el servicio de recogida de muebles y enseres, suspendido por el anterior equipo y que le parece «inadmisible».

CARMONA QUIERE MEDIDAS CONTUNDENTES

Por su parte, Carmona ha asegurado que Madrid «está muy sucio» y que el problema radica en un sistema de contratación «perverso» que ha llevado al Consistorio a perder el control del servicio por culpa, a su juicio, del PP.

Esos contratos han llevado a una reducción del 15 por ciento de la plantilla, al pasar de 7.000 a 5.000 efectivos entre el periodo 2010-2015, y que entiende que no se multa suficientemente a las concesionarias por no cumplir los objetivos, con multas que no superan el 5 por ciento cuando el tope es del 20 por ciento.

Carmona ha subrayado que tiene una actitud positiva y de colaboración con el equipo de Gobierno municipal, proponiendo un plan de choque que supone aumento de plantilla y el incremento de un 50 por ciento el número de inspectores para ver si se están cumpliendo los 68 objetivos de los contratos.

«Apoyaremos medidas concretas y contundentes», ha apostillado.   Mientras, la alcaldesa de Madrid ha agradecido la colaboración ofrecida por Carmona y le ha dicho que se plantearán medidas una vez se conozcan todos los datos. «Sabremos hacerlo», ha aseverado.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here