-Publicidad-

El 47% de los empresarios madrileños tiene intención de ampliar sus plantillas este año, y el 63% espera aumentar sus inversiones en España, cuatro puntos más que un año antes, según la Encuesta de Percepción Económica elaborada por la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar de Madrid (Adefam).  

Además, un 64% piensa incrementar su cifra de ventas, al tiempo que un 52% de los empresarios cree que las condiciones financieras que han conseguido de los bancos son mejores que en 2014 y prácticamente la mitad no contempla  acudir a fórmulas de financiación alternativa.

-Publicidad-

De esta forma, Adefam cree que el sentimiento de recuperación económica parece haberse consolidado en la empresa familiar, si bien los resultados de las últimas elecciones autonómicas y regionales introducen un elemento de incertidumbre de cara al futuro más inmediato.

Las empresas otorgan una nota del 5,19 puntos sobre 9 la situación económica general, lo que representa la valoración más alta de los últimos cuatro años, tras haber remontado desde los 2,44 puntos de 2012.

Además, un 71% de los empresarios se muestra convencido de que 2015, en términos económicos, será mejor que el ejercicio precedente, y el 55% cree que los datos positivos del PIB durante los últimos trimestres vaticinan una recuperación firme de la economía.

El aspecto que más inquieta a las empresas familiares de Madrid de cara a la consolidación del crecimiento es el contexto político. Así, a la hora de calificar de 0 a 9 la situación política general del país, rebajan en siete décimas la nota asignada en 2014, puesto que de 4 puntos se ha pasado a 3,93 puntos. De hecho, la valoración de este aspecto en la Comunidad de Madrid, que en 2014 había merecido un aprobado, ha caído a 4,11 puntos.

Además, los empresarios familiares creen de forma mayoritaria (75% de todos los encuestados) que los resultados electorales del pasado 24 de mayo van a repercutir en la economía y las empresas, si bien consideran que su resultado no será un reflejo de lo que va a ocurrir en la elecciones generales del próximo otoño.

En la actual etapa de crecimiento de la economía, los principales retos que afrontan las empresas de cara a los dos próximos años son, por este orden, la generación de mayor actividad (según el 30% de los encuestados), ganar tamaño empresarial (25%) y seguir avanzando en los objetivos de internacionalización (20%).

Sin embargo, a la consecución de estos objetivos de crecimiento se opone la rigidez de los sistemas de contratación y despido (para el 36% de los encuestados), la competencia de terceros (29%) y la reducción de la demanda (19%).

RECORTAR LA ADMINISTRACIÓN Y MEJORAR LA EDUCACIÓN

Sobre las reformas que necesita España, los empresarios consideran que lo más urgente es recortar las Administraciones Públicas y aumentar su eficiencia (8,26 puntos sobre 9), mejorar el sistema educativo (7,79 puntos), reducir las indemnizaciones en caso de despido (7,43 puntos), rebajar las cotizaciones sociales (7,29), reformar la fiscalidad empresarial (7,14), reducir el alto nivel de desempleo (6,95), mejorar las condiciones de financiación (6,24) y reformar el sistema energético que reduzca el coste  de la energía (6,21).

Preguntados por primera vez por la percepción que tiene la sociedad sobre los empresarios familiares, el 43% piensa que la imagen del empresario familiar es buena o muy buena, mientras que un 40% cree que esta percepción podría mejorar aún más.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here