Tiempo de lectura 1 minuto


Las Rozas acogerá a finales de este año el Túnel de Viento Madrid Fly, el simulador de caída libre más grande de Europa.  

Esta instalación tecnológica «permitirá convertir en realidad el sueño de volar», tanto a particulares que quieren vivir esta innovadora experiencia como a paracaidistas profesionales, que podrán entrenarse en este túnel de viento vertical de más de 18 metros de altura.

Este proyecto está situado en el polígono de la Dehesa de Navalcarbón, en Las Rozas, y estará operativo desde principios de septiembre de este año, si bien la apertura al público está prevista para el mes de diciembre.

«La sensación, aunque difícil de explicar, es similar a la de flotar en una piscina de aire», ha explicado el director del proyecto Madrid Fly, Alberto Fuertes.

La obra del proyecto se encuentra muy avanzada y ya es posible distinguir el perfil del túnel que está siendo desarrollado con tecnología española.

Madrid Fly está dirigido a aquellas personas que quieran experimentar esta modalidad de ocio y deporte. Lo podrán disfrutar todos empezando por los niños a partir de 3 años y no hay límite de edad para vivir la sensación del vuelo en caída libre.

Por otra parte, los paracaidistas también acuden a los túneles de viento para realizar entrenamientos intensivos que les permiten ponerse a punto para sus campeonatos.

El entrenamiento en un túnel de viento cerrado les permite recibir clases profesionales de un coach para mejorar su técnica, independientemente de las condiciones meteorológicas.

Se estima que en el primer año de actividad de Madrid Fly haya un 60 por ciento de usuarios first-timers (particulares que utilizan el túnel por primera vez en su vertiente recreativa/deportiva) y un 40 por ciento de pro-flyers (paracaidistas que acuden a mejorar su técnica y practicar este deporte).


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *