El Teatro de la Comedia de Madrid tiene previsto reabrir sus puertas el próximo mes de octubre, tras 14 años cerrado, con la obra El Alcalde de Zalamea de Calderón de la Barca, interpretada por la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) en una versión dirigida por la directora de la compañía, Helena Pimienta, según ha anunciado el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, durante una visita a la finalización de las obras de rehabilitación del Teatro.  

En este sentido, Lassalle ha señalado que se trata un «momento especial» que llega tras «un largo periplo que ha ido perpetuándose en el tiempo a lo largo de tres gobiernos sucesivos, de años de rehabilitación y adecuación del edificio». Además, ha indicado que el teatro inaugurado en 1875 cuenta «con un enorme valor desde el punto de vista histórico y patrimonial» al ser «un teatro representativo de la historia de la dramaturgia española de finales del siglo XIX y principios del XX»



«Será un espacio para representar a nuestros clásicos», ha señalado Lasalle, quien también ha dado gracias a los arquitectos por «salvaguardar el valor patrimonial histórico del edificio y adaptarlo a la complejidad escénica de la dramaturgia del siglo XXI».

La obra de rehabilitación comenzó en septiembre de 2010 tras la adjudicación en 2004, a través de concurso público, al equipo de arquitectos de Araujo & Nadal. El proyecto ha finalizado el pasado 14 de julio y está previsto que el 30 de septiembre de 2017 se complete la infraestructura escénica y equipación.

UNA OBRA DE 20,3 MILLONES DE EUROS

Igualmente, el presupuesto inicial de la obra previsto por el Ministerio ascendía a 27,6 millones de euros y, finalmente, el total de obras y el equipamiento escénico ha constado de 20,3 millones de euros, según ha informado la directora general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (INAEM), Montserrat Iglesias.

Por su parte, la directora de la CNTC, Helena Pimienta, ha señalado que el Teatro de la Comedia «tiene un valor sentimentral y muy especial para la gente del teatro» y ha asegurado que «aunque la vocación de los actores es tal que actuarían en cualquier sitio», este es un espacio «mágico» para los artistas y hará que «el público e intérpretes puedan sentirse bien», algo que «va a repercutir en la sociedad».

Asimismo, durante el acto, Lasalle ha reiterado su postura respecto a la bajada del IVA cultural y ha recordado que fue «el primero» en manifestarse al respecto. «Espero que finalmente podamos celebrar lo que en el mundo de la cultura anhelamos», ha concluido.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here