El parque de Viviendas de Emergencia Social que pondrá en marcha la Comunidad de Madrid para cubrir las necesidades de familias con graves dificultades (por desahucio o por otros motivos) contará con al menos 300 pisos, según ha destacado este jueves la presidenta regional, Cristina Cifuentes.  

Así lo ha dicho durante el acto de entrega de llaves de una vivienda de la Comunidad de alquiler muy reducido en el distrito de Tetuán a una familia que formada por una mujer de 52 años con dos hijos de 8 y 9 años.



La familia residía con sus hijos en una habitación de Leganés y la mujer es perceptora de la Renta Mínima de Inserción, pues está en situación de desempleo y no percibe pensión por parte de su exmarido.

Ahora, gracias a la subvención de la Comunidad de Madrid, pagará una renta de 48,76 euros los tres primeros meses y, luego, abonará un alquiler de 61,4 euros por un piso de dos dormitorios y garaje. Estas cantidades de alquiler pueden aumentar o disminuir en función de las características de los adjudicatarios y del tipo de vivienda.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha reafirmado su compromiso para que personas con dificultades, como el sufrir un desahucio o estar sin trabajo, puedan tener un «techo digno». En consecuencia, su Gobierno va a reforzar el carácter social de la vivienda pública, como recoge en su programa electoral.

Respecto al parque de Viviendas de Emergencia Social, Cifuentes ha detallado que espera tenerlo lo más pronto posible y que la idea es que cuente con 300 vivienda o más. Es una de las iniciativas que desplegará la Agencia de Vivienda Social.  

Además y según los datos de la Consejería de Transportes, unas 7.500 familias madrileñas se benefician de una reducción en el abono de sus rentas a través de la Agencia de Vivienda Social, por un total de 10,7 millones de euros.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here