-Publicidad-

La exposición Diseñando 007: Cincuenta años de Estilo Bond, dedicada a la figura cinematográfica de James Bond, ha echado el cierre después de casi cuatro meses en Madrid superando los 45.000 visitantes, según datos de los organizadores.  

La muestra, que cubre los 50 años de películas con este icónico personaje, ha permanecido abierta desde el 8 de mayo hasta el 30 de agosto en el Fernán Gómez-Centro Cultural de la Villa. Se trata de una experiencia multimedia con gadgets originales, vestuario de postín, maquetas, fragmentos de la saga, artilugios de todo tipo y muchos storyboards.

-Publicidad-

Estos últimos, los guiones gráficos, ponen en contexto al turista. «James Bond sale de la mente de Ken Adam», afirma la promotora de la exhibición, Rosemary Blake, en una reciente entrevista con Europa Press. Fue Adam quien se encargó de dicha labor para los siete primeros largometrajes del agente 007, recreando con ello la perspectiva y el ideario cinematográfico del Servicio Secreto Británico.

Como directora de la empresa Murray Blake & Associates, Rosita Blake se empeñó en que Diseñando 007 visitara Madrid en su gira mundial, y tras pasar antes por Londres, Toronto, Shanghái, Melbourne, Moscú y Róterdam. Para este periplo, comisariado por el Barbican Centre, la historiadora de moda Bronwyn Cosgrave y la oscarizada diseñadora Lindy Hemming tuvieron acceso íntegro al archivo de EON Productions, propietaria de la marca de Bond.

«Tenía que traerlo aquí. Tiene todo lo que Madrid posee: estilo, moda, glamour, clase y tradición, pero con un toque británico –explicó Blake–. Madrid se merecía una exposición así. Es una pena que a veces las exposiciones se salten Madrid y haya que ir a otras ciudades, incluso fuera de España, para verlas».

PREÁMBULO DE SPECTRE, PARA OTOÑO EN CINES

Diseñando 007 muestra el trabajo creativo detrás del famoso espía, centrándose en la exuberancia británica de una marca cada vez más reconocible en todo el mundo. «Sus películas inspiran a la hora de viajar», comentó la productora respecto a una saga que vivirá su siguiente capítulo el 6 de noviembre con el estreno de Spectre. Será el vigesimocuarto film de dicha saga, de nuevo con Daniel Craig de protagonista y Sam Mendes a la dirección, y además con marcado acento mexicano durante su rodaje.

Pero la inspiración que genera Bond no se limita a los destinos vacacionales, pues la muestra destaca el diseño y estilo propios del personaje, así como el desarrollo de los escenarios, la música, los vehículos, la moda o los adelantos tecnológicos a través de estas cinco décadas. «Del teléfono móvil a las motos de nieve, ha sido precursor de tendencias y tecnología. Muchos de esos objetos fueron posible antes en las películas de Bond que en la vida real», advirtió Blake.

Uno de los elementos más llamativos, además del Aston Martin DB5 utilizado por Sean Connery (en Goldfinger) y que se situaba a la entrada de la exposición, h el revólver bañado en oro que usaba Francisco Scaramanga (interpretado por Christopher Lee en El hombre de la pistola de oro, 1974); tan solo un detalle de entre más de 500 objetos e infinidad de artilugios de Bond, y a los que se dedicó una sala completa de las ocho que componían Diseñando 007. La exposición se configuró en un 90% de piezas originales, exceptuando algunas recreadas para la ocasión, como el chaleco dorado de Pussy Galore o el esmoquin de oro de Goldfinger.

La próxima cita de esta muestra será México, país cuyas localizaciones sirvieron en parte para rodar Spectre, con la que Craig y Mendes querrán repetir el éxito de su predecesora.Skyfall ganó dos Oscars en 2013 (Mejor Canción Original y Mejor Edición de Sonido) y superó los 1.000 millones de dólares recaudados en todo el mundo, impulsada por los más de 500 millones logrados en su fin de semana de estreno en Estados Unidos (mayor recaudación en la historia de la franquicia).

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here