Una mujer encontró en la madrugada del sábado una serpiente de pitón de un metro de largo en el dormitorio de su casa, en el madrileño barrio de la Ventilla.

El sorprendente hallazgo tuvo lugar sobre las dos de la madrugada en la calle Costa Verde. Tras el susto, la mujer llamó a la Policía Municipal, que averiguó que el peligroso reptil había escapado del ático de un vecino.



Los agentes interrogaron al vecino, que señaló que la pitón era propiedad de su compañero de piso, que estaba de vacaciones, y que le había encomendado vigilarla. El hombre fue denunciado al no haber podido acreditar la documentación necesaria para poseer este tipo de animales y la falta de correcta custodia.

La mujer, que abandonó la casa por el susto, regresó luego pero tuvo que tomar pastillas tranquilizantes para poder conciliar el sueño.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here