El bloque de viviendas del número 5 de la calle Duquesa de Tamames, en Carabanchel, se ha desplomado finalmente la mañana de este lunes, quedando en pie únicamente la fachada que da a esta vía y sin tener que lamentar daños personales.

Han sido dos los bloques afectados por las «importantes grietas» detectadas esta madrugada en uno de ellos, lo que ha llevado a los bomberos del Ayuntamiento a desalojar a 57 personas ante el riesgo inminente de un colapso, que posteriormente se ha producido.



Un total de 22 de ellos (catorce del edificio número 5 y ocho del número 7, que han sido realojados en hoteles) han sido realojados por el Samur Social en habitaciones de hotel, ofrecimiento hecho a todos los afectados aunque los restantes han optado por viviendas de familiares u otras opciones. Samur Protección Civil ha instalado un puesto médico avanzado para las personas que lo precisen, aunque no hay ningún herido

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el concejal de Seguridad, Salud y Emergencias, Javier Barbero, han acudido al lugar de los hechos, además de la edil de Vivienda, Equidad y Derechos Sociales, Marta Higueras, y la concejal de Carabanchel, Esther Gómez Morante.

A las 4 de la madrugada de este lunes vecinos del número 5 de la calle Duquesa de Tamames han oído crujidos y han comprobado la aparición de importantes grietas en sus casas. Algunas han provocado que los marcos de las puertas se desencajaran imposibilitando que algunos vecinos pudieran salir de sus viviendas, lo que ha llevado a los bomberos a rescatarles por la fachada utilizando una escala.

Los bomberos también desalojaron el número 7 de la misma calle por precaución aunque no estaba afectado por grietas. Los técnicos de control de la edificación del Ayuntamiento habían apuntalado el inmueble ante un posible derrumbe del número 5. En éste no entraron por el mal estado que presentaba.

En total han sido desalojadas 40 viviendas, 20 de cada bloque. Se encontraban en estas viviendas 57 vecinos que han sido desalojados, 36 del número 5 y 21 personas del bloque número 7.

Los coches aparcados en las inmediaciones de estos edificios fueron retirados de madrugada por bomberos y Policía Municipal ante la posibilidad de que el edificio pudiera colapsar, como finalmente ha ocurrido.Por el momento, la causa de la aparición de estas grietas parece ser el mal estado de al menos tres pilares de un local comercial situado en el bajo del número 5 de la calle Duquesa de Tamames.

Algunos de los afectados, con lo puesto en la calle y contemplando lo poco que queda de lo que ha sido su hogar, han detallado que este inmueble de finales de los 50 pasó la ITE sin problemas hace un año. «Nos dijeron que teníamos que hacer alguna reforma pero nada grave», han detallado.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha prometido a los vecinos desalojados por el derrumbe del edificio en el que residían en Carabanchel alojarles en viviendas de entidades bancarias durante el tiempo que dure la reconstrucción del inmueble.

Así lo ha explicado a los medios de comunicación tras visitar a los vecinos del edificio derruido por problemas en su estructura, en el número 5 de la calle Duquesa de Tamames. Los desalojados han pasado la noche en un hospital de campaña desde las 4 de la mañana, cuando han alertado de que había «grietas».

Carmena ha informado de que se está atendiendo, dando «cariño» a todos los afectados, y les ofrecerá viviendas de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) y de entidades bancarias que tiene a disposición el Ayuntamiento de Madrid.

Así, ha afirmado que el bloque del número 5 de la calle Duquesa de Tamames será derruido por completo –queda en pie la fachada del inmueble– y el edificio contiguo, el del número 7, está siendo apuntalado por los técnicos del Ayuntamiento como medida de «prevención», aunque estos vecinos podrán ser realojados próximamente. «Esperemos que puedan tener a su disposición sus pertenencias enseguidita», ha confiado la primera edil.

Por su parte, la concejala de Vivienda, Equidad y Derechos Sociales de Madrid, Marta Higueras, ha contado que han sido 57 personaslos desalojados a quienes se les está atendiendo desde el Consistorio para ofrecerles ayuda.

El jefe se servicio de Extinción de Incendios de Madrid, Carlos Arribas, ha contado que llegaron al inmueble sobre las 4 de la mañana tras una llamada de una vecina, que alertaba de que se estaban produciendo «grietas». Observaron en el sótano que dos de las vigas se estaban viniendo abajo y procedieron al «inmediato» desalojo del inmueble y al del edificio próximo por miedo a que fuera «arrastrado» por el primero.

Los vecinos han expresado que han perdido «toda su vida» de golpe.
 




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here