El delegado de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid, Pablo Soto, ha presentado oficialmente este martes, coincidiendo por casualidad con el Día Internacional de la Democracia, la web municipal de propuestas ciudadanas, vinculantes políticamente para el Gobierno de Manuela Carmena, logrando que en su primera hora de vida fueran «35 ó 40» las iniciativas ya presentadas.

La web cambia «quién toma las decisiones», si «exclusivamente 57 concejales o los 3,5 millones de personas que habitan en la ciudad», ha explicado Soto. Las propuestas piden desde la creación de un billete único de transporte a una mayor peatonalización, que cada madrileño plante un árbol o que la Policía Municipal no sólo patrulle Madrid, sino que contribuya vigilando en favor de la limpieza de la ciudad.



Soto, respaldado por la alcaldesa, Manuela Carmena, ha defendido, con informes en su poder, que cuando a la ciudadanía se le da la oportunidad de participar lo hace razonablemente. De hecho, «los aeropuertos peatonales y cosas muy locas no es lo que propone la ciudadanía» sino que son medidas que se adoptan cuando esas decisiones del gasto «las toma un grupo reducido de gente».

Otros datos destacan que se genera un 7 por ciento menos de deuda en los lugares donde estos mecanismos están en marcha. «La gente opina razonablemente con sus presupuestos», ha defendido el edil frente a los que se oponen a estos mecanismos con argumentos como que «la gente querrá sólo bajar impuestos, lo que aumentará el gasto y quebrará la Administración», sin olvidar la cuestión de la brecha digital.

Dicha brecha se elimina con el proceso que se puede desarrollar presencialmemte ya que la recogida de firmas sigue funcionando. Todo este mecanismo no ha supuesto «ni un coste adicional» al Ayuntamiento ya que el diseño del portal corre a cargo de personal municipal.

CÓMO FUNCIONA

Cualquier ciudadano puede presentar propuestas de actuación para el Ayuntamiento, y será el resto de la ciudadanía la que decida si deben llevarse a cabo. De ser así, el Gobierno municipal asumirá estas propuestas como vinculantes y se compromete a llevarlas a cabo. Las propuestas de actuación pueden presentarse tanto presencialmente en cualquiera de las 26 Oficinas de Atención al Ciudadano como directamente a través de la web.

Tras crearse la propuesta en la web de Gobierno Abierto, la ciudadanía deberá apoyarla, para lo que se necesita un 2 por ciento del padrón de mayores de 16 años (más de 53.000 personas). Si se han conseguido suficientes apoyos se establecerán 45 días para que la ciudadanía pueda debatir sobre la propuesta y después, durante una semana, se invitará a toda la población de Madrid a decidir si está a favor o no de esa idea.

Si hay más gente a favor de la propuesta que en contra, el Gobierno de Madrid asumirá como propia la propuesta y se compromete a llevarla a cabo.

El proceso de recogida de apoyos de una propuesta puede realizarse también a través de hojas de firmas. La hoja debe contener en las casillas superiores el código de la propuesta y su título, según figura en la página web específica de la propuesta, dentro del Portal de Gobierno Abierto.

Los apoyos recogidos de esta manera se sumarán a ya existentes en el portal de Gobierno Abierto. Las hojas pueden ser entregadas en cualquiera de los registros del Ayuntamiento ubicados en las Juntas Municipales de Distrito.

«La democracia no tiene que ser algo muy complicado», ha remachado el concejal Pablo Soto. La alcaldesa, Manuela Carmena, ha destacado que hoy, con un «paso pequeño», se está haciendo «algo muy grande».

En cuanto al empadronamiento, Soto ha avanzado que puede que se elabore un censo de participación paralelo al padrón con el fin de dar voz a aquellos que, por la razón que sea, vivan en Madrid pero no se puedan empadronar.

LÍMITES

Desde el área de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto se moderarán las propuestas presentadas, excluyendo aquellas con contenido o propaganda de carácter racista, sexista, xenófobo, apología del terrorismo, o las que atenten contra los derechos humanos o la dignidad de las personas y las que se realicen con fines delictivos, contra la legislación vigente en materia de derechos fundamentales y libertades públicas, especialmente en lo concerniente al derecho al honor, la intimidad y la propia imagen. También se excluirán las que se consideren spam.

Para ello se cuenta con la colaboración del cuerpo de voluntarios del Ayuntamiento de Madrid, concretamente con 23 personas. Carmena, en un tono de broma, les ha prometido que les mejorará los chalecos, que son «bastante feos». La coordinación y supervisión corre a cargo de trabajadores municipales del Servicio de Participación Ciudadana.

Carmena ha explicado que todo lo que se proponga y vaya adelante contará con su estudio de viabilidad, es decir, que lo «ilusorio» no tendrá lugar en el proceso. «Pueden pedir que florezcan rosas en enero pero esto no es así», ha puesto de ejemplo.

La alcaldesa, además, no ha ocultado su «orgullo» por el hecho de que Madrid se sitúe con otras grandes ciudades en cuestiones como la participación, destacando el caso de proyectos que le han dado a conocer la regidora de París, Anne Hidalgo, o su homólogo en Nueva York, Bill De Blasio.

Nadie quedará fuera de este proceso participativo, ha asegurado Pablo Soto. Para que los sectores en situación de exclusión también puedan tomar parte en este mecanismo de democracia directa se ha creado el Servicio de Inclusión, Neutralidad y Privacidad.

Este servicio garantizará que todos los habitantes de Madrid puedan participar independientemente de su nivel de acceso o familiarización con las tecnologías digitales. Además, se velará por la privacidad de quien participe y la neutralidad de todos los mecanismos para asegurar la legitimidad de los resultados. Para la participación de todos se trabajará con asociaciones y entidades que, por ejemplo, actúan con personas sin hogar.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here