El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado este martes un Plan de Atención Integral a los Refugiados de la guerra de Siria, habilitando para ellos espacios públicos, Centros de Participación e Integración de Inmigrantes (CEPIs) y 34 módulos de viviendas, entre otros puntos.  

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha anunciado que dicho Plan, que comenzará de forma inmediata, y coordinada con las actuaciones y directrices del Gobierno de España y de la Unión Europea.



«Madrid es y será siempre una región solidaria y un espacio de integración y de acogida, pero este sentimiento debe llevarse a la práctica de manera racional y organizada para conseguir la máxima eficacia», ha insistido.

El Plan coordinará cuatro tipos de recursos: los dispositivos propios de la Comunidad; los medios dependientes de la Organizaciones No Gubernamentales; las iniciativas de Administraciones y entidades públicas de diferente carácter y las propuestas de colaboración solidaria de personas individuales y familias.

Además, se va a crear una Oficina de Coordinación, de la que formarán parte representantes de la Comunidad de Madrid, junto a los de las ayuntamientos e instituciones no gubernamentales. «El objetivo -ha precisado Cifuentes- es conseguir la máxima implicación de todos los sectores, tanto públicos como privados, en beneficio única y exclusivamente de los refugiados».

«NO SE TRATA DE COLGARSE MEDALLAS»

La presidenta regional ha destacado que el actual éxodo protagonizado por los refugiados procedentes de Siria tiene un carácter excepcional y ha desbordado todas las previsiones, lo que hace necesario sumar esfuerzos en las instituciones y en la sociedad civil para dar respuesta a las necesidades existentes.

«Pero no se trata, como han pretendido algunos, de entablar una carrera para tratar de mostrar ante la opinión pública quién es el más rápido, sino de coordinar iniciativas y recursos de la manera más eficaz posible. Esto no es cuestión de colgarse medallas, sino de ir en la misma dirección. Haremos todo aquello que haya que hacer», ha señalado Cifuentes.

Aunque no ha querido «señalar a nadie», la presidenta autonómica ha criticado el «discurso demagógico de palabras que se quedan en nada» y a que quienes quieren convertir del drama de los refugiados «en un asunto exclusivamente político». «No voy a entrar en eso. No voy a señalar a nadie. Es fundamental que en un asunto de este tipo vayamos todos en una dirección, todos del mismo lado», ha agregado.

La titular del Gobierno madrileño ha hecho hincapié en que en España, según la Constitución, las competencias en materia de asilo, de protección internacional y, por tanto, de reasentamiento de refugiados, corresponden en exclusiva al Estado.

Precisamente por ello, los solicitantes de asilo son acogidos inicialmente en dispositivos financiados por el propio Estado, como los Centros de Acogida a Refugiados (CAR), cuya titularidad corresponde al Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Esta acogida durante seis meses, prorrogables hasta los 24.

En las fases siguientes a la acogida inicial que llevan a cabo los dispositivos del Ministerio, la integración social de los refugiados se puede complementar con los recursos y dispositivos de otras instituciones, como las comunidades autónomas o los municipios.

Cifuentes ha explicado que el procedimiento estatal ya se ha iniciado tras la reunión interterritorial de ayer y las conferencias sectoriales de hoy. «El resto de las Administraciones lo que tenemos que hace es ayudar. Todos tenemos el deseo de ayudar. Además, los ciudadanos a título individual se están dirigiendo a las ONG y a los medios ofreciendo sus casas queriendo ayudar y por eso entiendo que es importante poder coordinar estos recursos», ha dicho.

La dirigente regional no ha dado cifras del dinero que la Comunidad destinará a este plan porque aún se desconoce cuántas personas van a llegar, cuántas recibirán el estatus de refugiado. Eso sí, les ha garantizado la escolarización, la atención sanitaria y las necesidades básicas cubiertas.

«No se trata de decir que hay una cantidad disponible porque quizá no es suficiente o quizá sobre. Se trata de poner recursos que se necesiten. Lo demás  es hacer demagogia y en este asunto hay que trabajar en resolver esta situación. Los españoles y madrileños son solidarios y lo hemos sido siempre», ha apostillado.

BATERÍA DE MEDIDAS

El Plan Integral contempla la puesta a disposición del Estado de espacios públicos no utilizados para acogida de asilados, así como los 34 módulos habitaciones con los que cuenta la Comunidad. Se trata de pisos de 67 metros cuadrados con tres habitaciones, un comedor y un baño listos vacíos y listos para entrar a vivir -sólo habrá que acondicionar un generador– con una capacidad para acoger a 680 personas.

En el ámbito institucional, la Comunidad de Madrid organizará, en coordinación estrecha con el Ministerio de Asuntos Exteriores, programas de ayuda humanitaria y cooperación al desarrollo en los países de origen y acogida. Se dará especial importancia a programas de ayuda humanitaria para reasentados en terceros países con motivo de guerras y conflictos internacionales, especialmente en las zonas limítrofes con Siria.

Asimismo, van a habilitar los ocho CEPIs de la Comunidad. Estos centros ofrecen una atención integral en materia de asistencia jurídica, búsqueda activa de empleo, itinerarios formativos, atención psicosocial, actividades culturales, mediación comunitaria, alojamiento para personas en especial situación de vulnerabilidad.

Respecto a las Organizaciones No Gubernamentales, la Comunidad ampliará los recursos dedicados a los Convenios con Cruz Roja y entidades especializadas en refugio y asilo, y en la convocatoria de subvenciones de servicios sociales e inclusión social se dará especial importancia a los programas de información e integración laboral de los refugiados.

Por lo que se refiere a la dinamización ciudadana, se pondrá al servicio de la acogida el programa de voluntarios de la Comunidad de Madrid. La participación de voluntarios será regulada y coordinada desde el programa de voluntarios de la Comunidad de Madrid, que cuenta con 300.000 miembros.

Paralelamente, en materia de integración social y laboral se organizarán cursos extraordinarios del programa Conoce tus leyes, para facilitar el conocimiento de los derechos y obligaciones por parte de los refugiados. Asimismo, se reforzarán los programas de enseñanza y conocimiento del idioma español y los programas de atención a refugiados en situación de mayor vulnerabilidad social (familias monoparentales, personas con situaciones psicológicas más deterioradas, entre otras).

Desde el punto de vista de la asistencia jurídica, las Oficinas de Atención a la Víctima de la Comunidad de Madrid, existentes en diversos órganos judiciales, prestarán una asistencia específica a los refugiados, para lo que se facilitará a sus gestores, psicólogos y trabajadores sociales toda la información y formación necesarias.

«Este Plan de Atención Integral al Refugiado es un plan abierto, en el cual vamos a ir incorporando nuevas iniciativas aportadas con otras administraciones. Lo vamos a adaptar a las necesidades que marque el Gobierno de la Nación, que es quien marca la política en materia de refugio y asilo», ha concluido.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here