-Publicidad-

El Consorcio Regional de Transportes ha aprobado las asignaciones económicas a los distintos medios de transporte para 2016 que implican la congelación de la aportación de la EMT y no destinar partidas para la inversión, unos presupuestos que han sido rechazados por el Ayuntamiento de Madrid dado que» supondrá empeorar la frecuencia de líneas de la EMT y disminuir líneas de autobuses», a pesar de que el propio organismo reconoce una previsión de un aumento de la demanda del 3 por ciento.

Así lo expone el Consistorio que contrapone la falta de aumento de la partida para la EMT en contraste con el aumento del 9,3 por ciento para Metro  (70 millones de euros), del 2,8 por ciento los interurbanos, 1,3 por ciento de las concesiones ferroviarias y 1,3 por ciento RENFE.

-Publicidad-

Los presupuestos del organismo regional para el año que viene han sido aprobados este martes con nueve votos a favor de la Comunidad de Madrid, Asociaciones de Empresarios y del  Estado frente a los seis en contra de los miembros del Ayuntamiento de Madrid, los sindicatos CCOO y UGT y un voto de un representante de los Ayuntamientos de la región.

A la salida de la reunión del Consejo de Administración del Consorcio convocada para abordar los presupuestos de la entidad, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha tildado de «inadmisible» la partida de la EMT porque «pone en riesgo no solo la viabilidad como empresa, sino la cobertura de sus principales servicios».

Acompañando a Sabanés han acudido los delegados de Desarrollo Urbano Sostenible y Economía y Hacienda, José Manuel Calvo y Carlos Sánchez Mato, votando conjuntamente en contra para mostrar su rechazo a las cuentas del Consorcio.

El Consistorio considera especialmente «grave» que se consigne cero euros para la compra de autobuses, que es la misma que se viene repitiendo durante los últimos tres años. «Los autobuses se han cofinanciado siempre entre la Comunidad y el Ayuntamiento, y con estos presupuestos la Comunidad no se responsabiliza del problema de envejecimiento de la flota de la EMT», enfatiza el Ayuntamiento.

A juicio de los responsables municipales, hay «una intencionalidad premeditada por parte del Consorcio de Transportes y de la propia Comunidad de Madrid para llevar a la EMT a la quiebra y obligar al Ayuntamiento a hacerse cargo de las inversiones necesarias».

Tanto Sabanés como Calvo y Mato han coincidido en que «estos presupuestos suponen un ataque frontal al transporte público». «No se trata solo, aunque es enormemente importante para el Ayuntamiento, de la EMT, sino que el conjunto del desequilibrio es un riesgo muy importante para el sistema», enfatizan.

 Recuerda el Ayuntamiento que el transporte de la región (incluyendo la capital) se financia a través de las aportaciones públicas que realizan las tres administraciones implicadas: Estado, Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Madrid, y de las contribuciones de los usuarios (vía ingreso tarifario), siendo la aportación de las instituciones la encargada de cubrir la diferencia entre las necesidades económicas del sistema y los ingresos recaudados por tarifa.

El Consorcio Regional de Transportes es el organismo receptor de todas las aportaciones dirigidas a la financiación del sistema y es quien distribuye los recursos entre los diferentes operadores. Del total del presupuesto anual del sistema, los ingresos procedentes de los usuarios suponen el 44 por ciento, por lo que el 56 por ciento restante debe ser aportado por las administraciones.

La financiación de la inversión de la EMT, por su parte, proviene de fondos propios y de los recursos que el Consorcio debe aportar. Hasta 2014, la aportación del ente regional a la EMT provenía al 50 por ciento del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Sin embargo, en el último año, el Ayuntamiento ha aportado un 55 por ciento.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here