-Publicidad-

El CA2M Centro de Arte Dos de Mayo inaugura el próximo 3 de noviembre, a partir de las 11 horas, la exposición Objetos frontera, comisariada por Sophie Goltz, que plantea un desafío a la colonización visual de la mirada, un examen de los regímenes visuales establecidos y a sus representaciones, y en última instancia, a la construcción del «otro» en el museo.

Al utilizar el término «objetos frontera», la exposición se centra en el potencial que poseen los objetos para trascender los contextos y los significados establecidos: «como oponentes de su propia historia, los objetos se convierten en mediadores para contextos más amplios en una conmemoración compartida de la violencia y el coleccionismo inmoral, que llenó los museos europeos del siglo XIX y principios del XX, y para la necesidad de nuevas creaciones de narraciones transculturales».

-Publicidad-

Los debates y los discursos actuales entre los museos y el arte contemporáneo giran en torno al futuro de las colecciones europeas, africanas y latinoamericanas cuyos orígenes históricos están directamente vinculados a las geografías y etnografías coloniales.

A la luz de la situación histórica, la práctica racista de las exposiciones mundiales y coloniales, los zoos humanos, las colecciones médico-históricas para clasificar a los humanos, las cuestiones relacionadas con la restitución de artefactos, la repatriación de restos humanos y el poder de la herencia cultural están cobrando una mayor relevancia en las políticas (museísticas) internacionales, han destacado desde el centro.

Las obras seleccionadas de artistas internacionales plasman el interés en el futuro estatus de los objetos que fueron coleccionados en su día como piezas de una evidencia histórico-cultural, como souvenires o trofeos y que, en la actualidad, se están atribuyendo crecientemente a un Arte Mundial globalizado. Los focos y los pedestales están remplazando ahora a las vitrinas que se usaron para exhibir artefactos.

La exposición surge en colaboración con el Kunsthaus Dresden dentro del marco de Artificial Facts, un proyecto de investigación y exposiciones iniciado por Kunsthaus Dresden y apoyado por el TURN Fund (Federal Cultural Foundation) y el IfA (Institute for Foreign Cultural Relations).

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here