-Publicidad-

El 75 por ciento de los madrileños y el 81 por ciento de los vecinos de los barrios colindantes del proyecto Distrito Castellana Norte Madrid (DCNMadrid) consideran que la iniciativa es «buena o muy buena» para la ciudad tanto por la creación de empleo como la apertura de nuevas estaciones de transporte público.

Lo que más se valora es la creación de puestos de trabajo (93,9 por ciento del total y el 96,2 por ciento en el caso de los vecinos de los barrios más cercanos), seguido de la apertura de tres nuevas estaciones de Metro y dos de Cercanías (90,1 por ciento y 91,5 por ciento), la construcción de nuevos servicios públicos (89,2 y 92 por ciento) y la solución a los problemas del Nudo Norte (85,8 y 91 por ciento).

-Publicidad-

La dimensión del proyecto que ocupa el último lugar del ranking es la construcción de nuevas viviendas aunque obtiene más opiniones positivas que negativas (74,3 por ciento y 73,4 por ciento).

Así se desprende del sondeo realizado por My World por encargo de DCNMadrid a través de 1.600 entrevistas telefónicas entre vecinos de los barrios afectados y madrileños de la capital entre el 1 y el 11 de octubre.

El sondeo recoge que tres de cada cuatro madrileños valora el proyecto como bueno o muy bueno. Esta valoración positiva se incrementa hasta el 81 por ciento entre los vecinos de la zona de actuación. Aunque en menor medida también son más los que creen que el proyecto beneficiaría a la economía nacional y al conjunto del país que los que creen que no sería así.

El 7,5 por ciento de los madrileños tiene una percepción mala del proyecto (4 por ciento en el caso de los vecinos de la zona) y un 2,3 por ciento consideran que es muy mala (1,2 por ciento entre los vecinos).

Entre los vecinos de los barrios consideran que el proyecto de DCNM contribuirá a regenerar los barrios afectados. Además un 83,8 por ciento cree que el proyecto beneficiará en la regeneración de los mismos,frente a un 8,5 por ciento que no lo cree.

También  se observa que, del total de encuestados, un 74,5 por ciento cree bastante o muy necesario el proyecto Distrito Castellana Norte. Un 15,3 por ciento de los encuestados lo consideran poco o nada necesario.

Preguntados por otras medidas a adoptar, las mejor valoradas por los vecinos fueron las de la instalación de pantallas que aíslen del ruido de la carretera y los trenes, así como la mejora de la conexión y movilidad entre los diferentes barrios, aunque ambas por detrás de la creación de puestos de trabajo, que sigue ocupando el primer puesto, y seguidas de la construcción de nuevos servicios públicos.

Además la gran mayoría de los vecinos cree que este proyecto revalorizaría las viviendas de la zona (82 por ciento) y supondría una regeneración para estos barrios (84 por ciento).

El proyecto que ha establecido DCNMadrid está teniendo mucho o bastante en cuenta las necesidades vecinales de la zona. Para un 52,6 por ciento de los encuestados está teniendo en cuenta las demandas y necesidades de los vecinos de la zona, un 11 por ciento cree se están teniendo en cuenta mucho y un 41 por ciento considera que bastante. Un 32,4 por ciento contestan que se están teniendo en cuenta poco o nada.

Los vecinos de los barrios afectados han valorado la instalación de pantallas acústicas para proteger del ruido de la carretera y los trenes (93 por ciento) se sitúa como actuación más importante para ellos, seguida de la conexión y movilidad entre los diferentes barrios (92,2 por ciento) para evitar su aislamiento y la adopción de medidas con impacto ambiental.

En el ranking de valoración de las medidas del proyecto entre los vecinos destacan en primer lugar la creación de puestos de trabajo (96,2 por ciento), siendo las actuaciones particulares de la instalación de pantallas para proteger del ruido (93,3 por ciento) y la conexión de los diferentes barrios (92,2 por ciento) con el resto de la ciudad los siguientes mejor valorados. Entre las actuaciones de menor valoración encontramos la reconstrucción y el traslado de las ermitas de San Roque y Nuestra Señora de Lourdes.

Desde DCNMadrid explican que el proyecto urbanístico para remodelar el norte de la ciudad «está a falta de la aprobación por el Ayuntamiento». Su objetivo es prolongar la Castellana y recuperar los espacios degradados a su alrededor de las vías del tren que parten de la estación de Chamartín, además de conectar entre sí los barrios de Begoña, Las Tablas, Montecarmelo, Sanchinarro y Fuencarral.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here