-Publicidad-

El Museo Reina Sofía estrena este miércoles la exposición Duty-Free Art, 13 piezas de la artista alemana Hito Steyerl (Munich, 1966) y donde el documental es la principal herramienta artística, que podrán visitarse hasta marzo de 2016. Entre las obras se incluye su última creación The Tower (2015), producida por el Museo para la muestra.

Reconocida internacionalmente como una de las artistas más influyentes del panorama contemporáneo, la obra de Steyerl parte del documental para acabar cuestionando sus propias bases y la veracidad informativa, tratando temas como el feminismo, el multiculturalismo o la política, entre otros.

-Publicidad-

Así, parte de sus creaciones y conferencias versan sobre la realidad difundida por los medios de comunicación y la sobreinformación a la que, según ella, se expone a la sociedad, planteando que los hechos que se presentan puedan ser susceptibles de construcción e interpretación.

Crítica y mordaz, con su obra pretende desmontar la supuesta objetividad de los documentales que, disfrazados de estandarte de veracidad, sesgan y delimitan la percepción del espectador en torno a unos patrones determinados.

De hecho, para Steyerl existe una saturación de información e imágenes y, a la vez, un control social derivado de todo ello; una situación que es denunciada en sus videos y conferencias, convirtiendo dicho escenario en una sátira con la ironía por bandera.

A su juicio, la sociedad vive alienada de sí misma y su mentalidad está más próxima a lo virtual que a lo real. Para ella, y según refleja en alguna de sus obras, las personas son personajes de un videojuego, en el que las guerras o masacres ya no afectan ni inmutan.

La muestra comprende un recorrido por obras que expresan estas ideas y, para ello, cada espacio ha sido acondicionado específicamente para provocar una inmersión completa en sus piezas.

De esta forma, permite sentir de primera mano la realidad de unos documentales que, a efectos prácticos, son tan válidos como cualquiera de los exhibidos por los medios de comunicación convencionales. Eso sí, el espectador deberá dictaminar cuáles son verídicos y cuáles no, a partir de su capacidad de análisis.

Por ejemplo, en How Not to Be Seen: A Fucking Didactic Educational.MOV File(2014) alude, a través de una especie de tutorial para que una persona pueda llegar a ser invisible, al continuo seguimiento y vigilancia al que, según Steyerl, se está sometido desde hace años, y cómo ese control ha ido en aumento sin que se pueda hacer nada por remediarlo.

La interacción constante entre los elementos de cada instalación y los visitantes es posible gracias a un montaje que cuenta con numerosas pantallas, proyecciones, paneles sonoros, gradas e, incluso la recreación del interior de un avión.

El recorrido de la muestra, organizada por el Museo Reina Sofía con la colaboración de la propia artista, permite analizar y descubrir, en definitiva, los diferentes puntos de vista de Steyerl y su uso del documental como herramienta artística.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here