-Publicidad-

La Comunidad de Madrid registra 794.747 extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor, según la estadística del Observatorio Permanente de la Inmigración (OPI) actualizada a 30 de junio.

Las dos comunidades autónomas que tienen más extranjeros con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor son Cataluña, con 1.079.729 personas, y Madrid, con 794.747. En territorio catalán son más numerosos los no comunitarios (594.408) y en suelo madrileño es más grande el grupo de foráneos europeos (443.023).

-Publicidad-

Los extranjeros de países no europeos que tienen un permiso de residencia en España ascendían a 30 de junio de este año a 2.110.183 personas, la cifra más baja que se ha registrado desde que en 2006 esta población rebasara por primera vez la barrera de los dos millones de personas. Los foráneos de la UE, 2,8 millones de personas, son ya el 57,23% del total.

En paralelo, los extranjeros de otros países de la UE que viven legalmente en España han ido en aumento. Si al cerrar 2006 eran menos de un millón y su peso en el conjunto de la población foránea no superaba el 40%, a 30 de junio de este año se contaban 2.823.048, el 57,23 por ciento del total.

Sumando a ambos colectivos, el número de extranjeros en España ha aumentado un 0,17 por ciento en el primer semestre del año hasta los 4.933.231, aunque el empuje se debe a un crecimiento general del 1,78% en la comunidad de nacidos de la UE, porque los oriundos de otros países son casi un dos por ciento menos.

Así las cosas, los grupos más numerosos en España son los de nacidos en Rumanía, 967.334 personas; Marruecos, 763.775; Reino Unido, 280.346; Italia, 225.232; China, 193.690; y Bulgaria, 185.251, quedando fuera del top 5 que tradicionalmente han ocupado nacionalidades como la ecuatoriana (180.153 personas), la boliviana (109.441) o la colombiana (132.353), en favor de alemanes (150.692), portugueses (145.886) o franceses (127.909).

MÁS CHINOS QUE ECUATORIANOS

Todas las comunidades no comunitarias a excepción de la china y la ucraniana se vieron menguadas en el último año. De hecho, la comunidad china, que ha aumentado en 5.933 personas con permiso de residencia desde junio de 2014, ha superado por primera vez en la historia a la ecuatoriana, que se ha dejado un 11,54% en ese mismo periodo y cuenta 23.501 compatriotas menos en España.

Mientras, destaca el crecimiento del número de residentes italianos y franceses, que se incrementan un 7,10% (14.928) y un 6,57% (7.886), respectivamente, en un año.

El comportamiento ha sido el mismo en todo el territorio nacional, donde menguaban las nacionalidades de fuera de la UE mientras las comunitarias se incrementaban. Entre los primeros se han producido descensos de más del 4% en La Rioja, Asturias y Baleares. Entre los segundos, se han registrado aumentos por encima del 2% en Andalucía, Cataluña y Canarias.

No es la única diferencia entre quienes están sujetos al régimen general de extranjería y quienes están bajo amparo de la libre circulación de la Unión Europea. Entre los no europeos hay el doble de niños menores de 15 años que entre los comunitarios, que presentan, por contra, casi siete veces más población mayor de 65 años de edad. La edad media para los de fuera de la UE es de 32,8 años y para los de dentro, se sitúa en 39,2.

Por lugar de residencia, la distribución varía de entre el 0,2% de extranjeros que absorben Zamora, Palencia y Soria (0,1% de la ciudad de Ceuta) hasta el 16,2% de Madrid que, con Barcelona, donde reside el 14,5% del total, aglutina al 30,7% de todos los foráneos que viven en España.

MENOS PERMISOS DE REAGRUPACIÓN FAMILIAR

En cuanto a la vigencia del permiso que tienen los extranjeros no comunitarios, destaca que ocho de cada diez (1,6 millones de personas) tienen ya una autorización de larga duración (antes conocida como indefinida) en España, mientras 421.590 se encuentran en situación temporal.

De ellas, el grupo más amplio (36,95%) han superado la primera renovación del permiso de las dos que hay que pasar para poder optar al de larga duración. Son el 14,84% quienes están en esta segunda renovación, grupo que se ha reducido un 30,52%. Consta asimismo un 17,68% que está con la autorización inicial y un 9,93% que ha obtenido una tarjeta por circunstancias excepcionales (arraigo laboral o social, razones humanitarias etc.)  

En total, la cifra de temporales ha caído en 58.257 personas desde el inicio del año pero el incremento entre los de larga duración ha sido de 17.058. En este sentido, el mayor descenso se ha producido en los permisos que se conceden a familiares que se reagrupan en España con extranjeros que ya residen legalmente en el país: figuran 130.561, 33.153 menos que en diciembre de 2014.

También caen los permisos de residencia y trabajo, con 13.501 menos hasta 195.504 al cierre de junio, especialmente entre los que tienen una autorización para emplearse por cuenta ajena, que pierden 15.086 y se quedan en 180.030.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here