-Publicidad-

La ciudad de Madrid muestra su oferta cultural y enogastronómica en su principal mercado emisor de visitantes, Estados Unidos con su presencia en unas Jornadas Directas de Apoyo a la Comercialización del Turismo Cultural y Enogastronómico en suelo estadounidense organizadas por Turespaña.

Esta acción promocional se está celebrando en Napa Valley, una zona conocida por su producción de vino, situada al norte de San Francisco (California) y cuenta con turoperadores seleccionados por las consejerías españolas de turismo en Los Ángeles, Miami, Nueva York y Chicago.

-Publicidad-

En total, están presentes 57 agentes de viajes y turoperadores estadounidenses, que destacan en el área gastronómica dentro del sector turístico norteamericano.

Madrid, que participa junto a otras instituciones de promoción turística españolas, agencias de viajes y otras empresas del sector, presentará los atractivos culturales, vinícolas y gastronómicos madrileños, resaltando cómo su variedad y calidad son los aspectos más valorados por sus visitantes.

Así, se pondrá énfasis en sus museos, teatros y centros culturales. Además, se enfatizará en los más de 3.000 restaurantes, tabernas, bares y mercados con los que cuenta la ciudad en su oferta de ocio que va de lo tradicional a lo vanguardista.

Durante los últimos cinco años, Estados Unidos se ha convertido en el primer mercado emisor de turistas para la ciudad de Madrid, generando siempre en torno al medio millón de visitantes o incluso por encima, como ocurrió al alcanzar, en 2011, el récord absoluto de 518.000 o, en 2014, al conseguir un total de 517.000 visitantes estadounidenses.

En los primeros nueve meses de este año, los viajeros norteamericanos siguen siendo el primer mercado emisor de visitantes para la ciudad de Madrid, que ha dado la bienvenida a 447.505 viajeros procedentes de este país, un 11,6 por ciento más que el año anterior y que han generado 1.014.204 pernoctaciones (+10,7%).

Estas cifras, un «auténtico récord para la capital», pueden acercarse o incluso «romper», por primera vez, la barrera de los 600.000 turistas estadounidenses.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here