Tiempo de lectura 2 minutos


El barrio de Conde Duque es una zona popular de Madrid, y se encuentra situado alrededor del antiguo cuartel al que da nombre.

En la actualidad tiene un comercio moderno en desarrollo, y con un tono un tanto ‘vintage’, bohemio y desenfadado. Allí se mezclan las sensaciones de tranquilidad por un parte, y el ajetreo propios de la Gran Vía, la Plaza de España y la calle Princesa.

En estos momentos el cuartel del Conde Duque es uno de los mayores centros de expresión cultural, junto al Matadero y CentroCentro. Tras las reformas finalizadas en el año 2011, se alojan allí los Archivos de la Villa, la Hemeroteca Municipal, la Biblioteca Histórica Municipal, al igual que salas de exposición, un auditorio y diferentes espacios escénicos.

El barrio de Conde Duque no está lleno de grandes superficies, cadenas o franquicias, sino que los establecimientos que se encuentran allí son más especiales, más bien son tiendas de autor. Son de menor tamaño, tienen más personalidad y un ambiente propio.

Uno de los pilares de esta zona es la moda, allí se encuentran diseñadores de firmas que difícilmente se encuentran en cualquier sitio, sus obras son una auténtica fusión de lo que puede resultar más clásico y más moderno. Pueden encontrarse prendas más setenteras y algunas que son más inéditas.

También pueden visitarse tiendas con joyas musicales como los vinilos, o librerías con rarezas, como ediciones de libros exclusivas, al igual que tiendas de bolsos artesanales y demás complementos.

En esta zona hay una gran cantidad de tabernas tradicionales, donde poder tomar una buena caña de cerveza o un vermú de barril junto con una tapa de croquetas o boquerones, siempre a gusto del consumidor. Hay algunos establecimientos más modernos en los que se le da a los platos un toque más vanguardista.

Otro de los tentempiés que triunfa en Conde Duque es el café, y es que la zona está plagada de cafeterías donde disfrutar de esta bebida y de una buena compañía.

Palacio de Liria

Este edificio fue construido en el año 1773 por el arquitecto Ventura Rodríguez y es la residencia que tiene en Madrid la Casa de Alba, una de las mayores familias pertenecientes a la nobleza de España.

Allí se encuentran alojadas importantes colecciones de arte privadas, entre las que llaman la atención el retrato del Gran Duque de Alba pintado por Tiziano y el de la XIII duquesa de Alba, de Goya.

Convento de las Comendadoras

En este barrio se encuentra el monasterio de religiosas pertenecientes a la Orden Militar de Santiago, fundado por Felipe IV en el año 1650. Llama la atención la iglesia con planta de cruz griega que hay en su interior, al igual que la hermosa cúpula que reposa sobre pechines y pilares achaflanados.

Palacio de Bauer

Este edificio fue construido en el siglo XVIII para que fuera el hogar de los marqueses de Guadalcázar. Más tarde, en el siglo XIX, sería adquirido por la familia de banqueros Bauer, convirtiéndose pronto en un foco de la actividad musical de la ciudad, siendo en estos momentos la sede de la Escuela Superior de Canto de Madrid.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *