-Publicidad-

Por quinto año consecutivo Boadilla del Monte ha cerrado el ejercicio presupuestario con superávit en las cuentas. El saldo positivo asciende en 2015 a 6.302.588,88 euros, fruto de una gestión austera y eficiente aplicada por un equipo de gobierno que ha conseguido, desde 2011, revertir la situación de las cuentas municipales, hasta entonces deficitarias.

Además de las inversiones realizadas a lo largo del ejercicio y las bonificaciones aplicadas a diferentes conceptos, el Ejecutivo municipal también ha reducido notablemente varias partidas de gasto corriente (número de cargos de confianza, sueldos de la Corporación Municipal, eliminación de subvenciones a los partidos, adjudicación de concursos públicos a precio, reunificación de contratos, etc…).

-Publicidad-

Entre las actuaciones acometidas en 2015 destacan algunas como la ampliación del contrato de mantenimiento de zonas verdes y CIMUR para atender nuevos desarrollos; la puesta en marcha de la Biblioteca José Ortega y Gasset y del Pabellón Deportivo Rey Felipe VI; la creación de una partida presupuestaria de 550.000 para becas para adquisición de libros de texto y material escolar o el aumento de bonificaciones en el IBI por familia numerosa hasta el máximo legal y reducción del IVTM al mínimo posible.

En lo relativo al Remanente de Tesorería, la cifra alcanza los 37.785.011,87 euros al cierre de 2015. En este concepto se incluyen derechos pendientes de cobro al final del ejercicio, obligaciones pendientes de pago, ajustes por partidas pendientes de aplicación y fondos líquidos (dinero en cuenta y depósitos bancarios del Ayuntamiento), que ascienden a 22.124.214 euros.

Casi 21 millones de ese Remanente de Tesorería están vinculados a proyectos de inversión que aparecen consignados en el Anexo de Inversiones. Para gastos generales, el Remanente suma casi 6.500.000 euros; entre 2010 y 2015 esta cantidad se ha multiplicado por 13.

Al haberse amortizado íntegramente la deuda en el pasado ejercicio, ese dinero se puede destinar a financiar modificaciones presupuestarias (suplemento de crédito) para acometer obras no previstas, mejorar otras y aumentar las dotaciones de determinados servicios. A este fin se destinarán unos 3,5 millones de euros; el resto irá directamente a ahorro.

Entre las actuaciones que está previsto realizar con el Remanente de gastos generales destacan la renovación integral del alumbrado del Olivar de Mirabal, la reforma del muro de contención y del skate park, la rehabilitación del muro y portones del Palacio, la construcción de una nueva nave de obras en Prado del Espino, el incremento de la partida para las reformas de los colegios y el aumento de la partida para incrementar los fondos de la Biblioteca Ortega y Gasset.

La situación financiera de Boadilla del Monte revierte directamente en los ciudadanos. Si tenemos en cuenta ratios por habitante como la deuda (0 euros), el gasto (1.446 euros), la inversión (285 euros), el superávit (129 euros) y el gasto corriente (960 euros), el resultado es una inversión del Ayuntamiento de más de 2.500 euros por vecino durante el pasado año.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here