-Publicidad-

¿Cuántos de los que habéis empezado a leer este artículo ha oído hablar del gluten o de las personas celiacas? Seguro que la gran mayoría. Pero, ¿qué es la celiaquía? En resumen, es una intolerancia alimentaria a la proteína de varios cereales, que produce una inflamación y una lesión en el intestino. Al no funcionar correctamente, éste no es capaz de absorber los nutrientes esenciales a pesar de llevar una buena dieta, lo que puede provocar, entre otras cosas, un déficit de minerales y vitaminas. 

Se trata de una enfermedad que aumenta cada año en España un 15% y ya afecta a casi 450.000 personas. Sin embargo, aproximadamente un 75% de los casos están sin diagnosticar. La enfermedad celíaca se puede descubrir a cualquier edad, tanto durante la infancia, como la adolescencia, como en la edad adulta; incluso durante la tercera edad.

-Publicidad-

A Elena Wägner, le diagnosticaron que era sensible al gluten a los 36 años. A raíz de modificar su dieta y suprimir el gluten volvió a nacer. Debido a su experiencia personal decidió escribir un libro. Comer sano para vivir mejor: 50 recetas sin gluten, sin lácteos y sin  almidón, recoge, aparte de recetas rápidas y saludables, trucos psicológicos para no romper cualquier dieta restrictiva, consejos acerca de cómo enfocar la vida cuando vives con dolor, cómo ser feliz a pesar de las dificultades…

El pasado miércoles 25 de mayo, Elena presentó este libro en la panadería sin gluten Sana Locura, donde explicó a los asistentes, tanto su experiencia personal, como datos sobre de la celiaquía. Su libro es hoy por hoy el único manual del mundo donde se tratan tres intolerancias alimentarias a la vez, y donde se recogen recetas sin gluten, sin productos lácteos y sin almidón.

ASÍ CAMBIÓ LA VIDA DE ELENA

A los 22 años Elena Wägner formaba parte del equipo nacional de Saltos de Trampolín. Con cuatro horas de entrenamiento diario y viajando por todo el mundo, demostraba sus habilidades en la plataforma de 10 metros, por lo que tenía que estar en perfecto estado de forma. Tras unos dolores de espalda, cada vez más acentuados, le diagnosticaron una fractura por estrés en la cuarta vértebra lumbar. Este diario, este tipo de fracturas nos deben alertar de una posible enfermedad celiaca. 

Muy a su pesar, tuvo que abandonar el equipo  de saltos, pero con la ayuda de un corsé ortopédico durante 4 meses y mucha rehabilitación, se recuperó. Debido a su gran pasión por el deporte, empezó a practicar aerobic, pero los fantasmas del pasado volvieron y la diagnosticaron una fractura por estrés, esta vez en un huesecillo del pie. Tras llevar escayola durante un mes, se recuperó.

Elena tenía 29 años -casada y sin hijos- y estaba viviendo en Madrid cuando comenzó su calvario. Tenía un puesto de secretaria de Dirección en una consultara americana. Tras notar un dolor muy fuerte en el glúteo, Elena no podía levantarse, no podía casi caminar. Tras 6 meses de baja, tuvo que dejar su puesto de trabajo debido a que seguía sin poder andar. Se quedó embarazada, y su maternidad estuvo marcada por estar en una silla de ruedas. Tras el parto de su segunda hija, su salud empeoró considerablemente, casi sin poder salir de la cama y con dolores tan intensos que no podía parar de llorar.

Tenía que tomar una media de 20 pastillas diarias, por lo que decidió ir al reumatólogo y fue entonces cuando le  diagnosticaron sacroileitis bilateral (inflamación de ambas articulaciones de los glúteos) y un tipo de artritis (que se caracteriza por mucho dolor y también mucho cansancio). 

Fue a partir de aquí cuando le recomendaron cambiar su dieta, y empezó a ver la luz. Tras el paso de casi dos meses comiendo sin almidón y sin lácteos, pudo volver a caminar e incluso a trabajar.  Al ver esta mejoría, su médico sugirió que probase a eliminar también el gluten de su dieta (pues sospechaba que era celíaca), y entonces la mejoría fue espectacular: renació. Pudo suprimir su medicación y sobre todo su cuerpo volvía a estar lleno de energía. 

A raíz de esta experiencia, decidió crear el blog La Cocinera Almidonera, donde publica recetas rápidas con ingredientes fáciles de conseguir, todas ellas sin gluten, almidón y lácteos. Más adelante decidió dar el paso y publicar su libro. 

Esta es la historia de cómo una dieta sin estos tres elementos puede cambiar la vida radicalmente.

Es muy importante no iniciar una dieta sin gluten  por propia iniciativa. Siempre hay que consultarlo antes  con el médico de cabecera.

SANA LOCURA

La Panadería sin gluten Sana Locura abrió sus puertas el pasado miércoles 18 de mayo en la c/ General Oráa, 49.  En ella se venden todo tipo de productos tradicionales de cualquier panadería: croissants, baguettes, galletas, tartas… pero con la peculiaridad de que son productos son gluten.  Además, todo aquel que se acerque podrá degustar también productos salados, tés, cafés…

La idea de abrir este tipo de negocio surgió porque el sobrino de Fermín Sanz y su mujer Mari Ángeles Vivar, los artífices de este proyecto, era celíaco. Al ver las dificultades que tienen las personas que padecen esta enfermedad, decidieron emprender esta aventura, para así poder facilitar la vida de las personas que son celíacas.

Además cuentan con un maestro Pastelero, Roberto González,  como Director Técnico, el cual posee una extensa experiencia en repostería Sin Gluten.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here