Tiempo de lectura 2 minutos

Con alrededor de 8000 habitantes, Hoyo de Manzanares se encuentra en la zona sur de la Sierra de Guadarrama, además está dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares catalogado como Reserva de la Biosfera y desde 1993 es Lugar de Importancia Comunitaria.

Con la Reconquista, este municipio comenzó a aparecer en fuentes documentales. Su origen se encuentra en su población, conformada por ganaderos de la provincia de Segovia que estaban en constantes enfrentamientos con los madrileños, por lo que el Rey Alfonso X El Sabio, incorporó a la Corona esta comarca, dotándola con la categoría de Villa aunque se quedó jurisdiccionlmente bajo El Real de Manzanares.

Hacia el siglo XV, Hoyo de Manzanares quedó integrado en el enclave excepcional en el que hoy en día se encuentra, integrado entre bosques y montes como El Pardo.

Años más tarde, este municipio situado al noroeste de la Comunidad de Madrid, recibió el título de Villa e independizándose así jurisdiccionalmente de El Real de Manzanares.

Por la ubicación de su entorno, durante muchos años, la principal actividad económica por excelencia era el transporte de leña y granito hacia la Capital, al igual que municipios colindantes como El Boalo, Colmenar Viejo o Manzanares el Real.

Con la desamortización de Madoz, se produjo en este municipio un gran impacto social y económico, ya que fue uno de los municipios con mayor superficies vendida a manos privadas, en grandes fincas destinadas al esparcimiento y recreo.

En la actualidad, Hoyo de Manzanares ha experimentado un crecimiento en su población correspondiente a la tenencia de segundas viviendas que hace que el municipio duplique su población en la temporada estival y haya aumentado la construcción de urbanizaciones a las afueras del municipio.

En cuanto al Patrimonio, Hoyo de Manzanares está conformado por unos parajes naturales proveniente de su situación excepcional en la vertiente de la Cuenca Alta del Manzanares, el municipio tiene un estilo arquitectónico único. El estilo urbanístico está formado, cada vez más reducido, por casas de piedra natural. Varios edificios como la Casa de la Cultura, antiguas escuelas municipales, el Centro de Salud o el Ayuntamiento o la Plaza Mayor están construidas  con piedra granito, característica del municipio.

Una de las peculiaridades del municipio es la existencia de tres cementerios contiguos. Uno de la época visigoda con tumbas antropomórficas de la que aún quedan algún resquicio, el cementerio municipal yacen fallecidos del antiguo hospital de tuberculosis y donde fueron enterrados también los últimos fusilados del régimen franquista. Además de un cementerio hebreo.

Hoyo de Manzanares está muy vinculado al mundo de la cultura y el cine. El antiguo hospital para tuberculosos fue el escenario principal de la novela ‘Pabellón de Reposo’ de Camilo José Cela, donde él mismo estuvo internado por una afección pulmonar.

Además, el entorno de este municipio madrileño ha sido y es, en numerosas ocasiones, decorado de cine donde se rodaron algunas escenas durante los años 60 y 70 películas western como El Bueno, el feo y el malo, La muerte tenía un precio o Por un puñado de dólares. El director de cine Carlos Saura también ha encontrado acción entre las calles de Hoyo de Manzanares con Ana y los lobos o Los 2 lados de la cama. Hoyo de Manzanares también ha tenido su espacio en la televisión con la grabación en los exteriores del pueblo de la serie El Internado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *