Tiempo de lectura 2 minutos


En el pleno centro de Madrid encontramos el barrio de Sol, en el que encontramos joyas de la capital como la famosa Puerta del sol o la Plaza Mayor. Es uno de los más antiguos de la ciudad y se caracteriza además, por ser la zona de las compras y del jaleo a cualquier hora del día.

Está situado justo en el centro del distrito Centro (valga la redundancia), limitando al norte por el barrio Maravillas, al nordeste por Justicia, al este por Cortes, al sur por Embajadores, y al oeste por el barrio de Palacio. Si nos referimos a las calles, limita con la Gran Vía, con Callao, con la Plaza de Jacinto Benavente, Arenal o con la Calle Santo Domingo.

Es, por excelencia, uno de los barrios más visitados de Madrid ya que tiene en su interior decenas de tiendas y además colinda con otras zonas de compras famosas como la Gran Vía. En el barrio podemos encontrar algunas de las maravillas madrileñas.

En primer lugar tenemos la famosa Puerta del Sol, o Kilómetro 0. Miles de turistas la visitan cada año ya que es emblema de la capital y en la que se encuentra la escultura característica de la Comunidad de Madrid: El Oso y el Madroño. El edificio más antiguo de la Puerta del Sol es la Casa de Correos y en ella destaca el reloj de torre que fue construido y donado en el siglo XIX por José Rodríguez de Losada, y cuyas campanadas de las 12 de la noche del 31 de diciembre marcan la tradicional toma de las doce uvas a la gran mayoría de los españoles. (Estas campanadas se empezaron a televisar en 1962 en La 1 de TVE).

La Puerta del Sol es un lugar de cita, un lugar de paso entre diversas partes de Madrid. Encontrarás espectáculos de danza, muñecos humanos animados, música, magia y gente fotografiándose en ella. Un lugar clave en la geografía madrileña.

Si caminamos por la calle Mayor y nos desviamos a la izquierda, al final llegaremos a la Plaza Mayor. Esta plaza porticada es el corazón del Madrid de los Austrias, el casco viejo de la ciudad, y empezó a cimentarse sobre el solar de la antigua Plaza del Arrabal, donde se encontraba el mercado más popular de la villa a finales del siglo XV. Durante siglos ha acogido festejos populares, corridas de toros, beatificaciones, coronaciones y también algún acto de fe. Actualmente es un lugar de paseo, hay bares con terrazas, algunas tiendas míticas de la capital y, en navidad, se colocan los famosos puestecillos de la Plaza Mayor, donde podemos encontrar todo tipo de decoración navideña y artículos de broma.

En su interior destacamos la estatua de Felipe III,  escultura ecuestre diseñada por Giambologna que es una de las obras de arte de mayor valor ubicada en las calles de Madrid, los restos de la Casa de la Panadería y el Arco de Cuchideros.

Dejando atrás la Plaza Mayor, en el epicentro de este barrio encontramos el Monasterio de las Descalzas Reales. Este monasterio de monjas de clausura (Patrimonio Nacional), fue fundado en 1559 por Juana de Austria alberga en su interior importantes obras de arte. Parte del monasterio está en la actualidad dedicado a museo que se puede visitar cualquier día del año a excepción de los lunes.

Empápate de los edificios del casco antiguo del lugar, vete de compras, disfruta de los espectáculos callejeros y retrata cada instante. El barrio de Sol tiene mucho que ofrecerte.
 
 
 


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *