<b>Tiempo de lectura</b> < 1 minuto


El 4 de febrero se celebra el Día Mundial del Cáncer, enfermedad que lamentablemente está cada día más presente en los hogares. La Sociedad Española de Oncología Médica, SEOM, ha hecho públicos los datos en los que se confirma la incidencia de esta enfermedad en España. En 2015 se han registrado 247.771 nuevos casos, cifra que sobrepasa en más de mil las previsiones para el año 2020 basadas en el crecimiento demográfico. 

Los científicos justifican este incremento por el envejecimiento de la población, la tendencia actual es una baja natalidad y mortalidad, sumado también al incremento de la población, al diagnóstico precoz, y a los hábitos de vida poco saludables. Según las estadísticas una de cada tres mujeres, lo que en número se traduce a 98.944, padecerán cáncer a lo largo de su vida. Mientras que en el sexo opuesto es uno de cada dos hombres (148.827), aumentando su riesgo exponencialmente desde los 55 años hasta los 59. 

Los oncólogos consideran que el tabaco, el alcohol, la contaminación, la alimentación poco saludable, la obesidad, y el sedentarismo son riesgo que podemos llegar a controlar para disminuirlos al máximo, un tercio de los casos de cáncer diagnosticados se deben a factores evitables. Para los especialistas en el tema, el ejercicio físico es fundamental, no solo en la prevención del cáncer sino también como parte del tratamiento de los pacientes diagnosticados. 

En 2015 los tipos de cánceres que más afectaron a la población fueron: el colorectal (41.441 casos), de pulmón (28.347 casos), de próstata (33.370 casos), de mama (27.747 casos), y de vejiga (21.093 casos). 

La buena noticia es que los descubrimientos y avances tecnológicos, relacionados con la oncología, que se han venido produciendo a lo largo de los últimos 20 años han ayudado a incrementar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes. 

La biotecnología trabaja en la búsqueda de nuevos fármacos para un tratamiento del cáncer menos invasivos y con mayor eficacia. Ya han pasado tres décadas desde que se estudian las células cancerígenas desde las bases de la genética, y gracias a los resultados obtenidos se está haciendo común el aprovechamiento del sistema inmunitario para contrarrestar el desarrollo de diversos tipos de tumores en enfermos de cáncer, hasta ahora está nueva hazaña médica ha traído buenas nuevas y augura un mayor éxito. 


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *