El futuro es ya el presente, y las compañías automovilísticas no retrasarán más la penetración de las nuevas tecnologías en el sector automovilístico. Los coches inteligentes ya son una realidad, y compañías como Volkswagen, BMW, Lexus, o Mercedes ya están poniendo en marcha nuevas innovaciones y su introducción en el mercado.
 
Lo más vanguardista en torno a los coches inteligentes ha sido el vehículo autónomo, sin duda una gran revolución en la conducción. Llama mucho la atención la posibilidad de tener un coche que conduzca por sí mismo mientras tu adelantas trabajos o simplemente disfrutas del trayecto y te relajas, también la posibilidad de reducir los riesgos al volante y salvar millones de vidas al año lo hace altamente llamativo para las compañías automovilística que día a día invierten grandes cantidades de dinero en el sector de la innovación.

De este impulso tecnológico llega la “frenada automática”, que si bien es cierto aún no está desarrollado para reducir al 100% las coaliciones si ayuda a amortiguar el impacto. Todavía se está desarrollando está idea y su eficacia no es generalizada, pues depende del modelo del coche y de las circunstancias. Lo que si promete es una mayor seguridad al volante, por lo que poco a poco está tecnología se irá perfeccionando.
El manejo de todas las cosas a través del móvil no se concentra solo en las casas inteligentes, está tecnología se expande a los coches inteligentes también, siendo posible poder llevar la llave en el móvil permitiendo enviarla a otro usuario, herramienta que será especialmente útil para las compañías de alquiles de coches, pues no hará falta una presencia física en la entrega de las llaves.



La compañía Volkswagen ya está trabajando en este proyecto y prevé lanzarlo al mercado en el 2020 con el nuevo modelo eléctrico I.D. Para completar esto último se le suma el control remoto, que permite poder aparcar estando fuera del coche, bien sea con la llave o el móvil, en inclusive en los lugares más difíciles y estrechos para aparcar. BMW y Mercedes ya ofrecen esta posibilidad en sus modelos más recientes.

La personificación de cada coche también será uno de los beneficios que podremos disfrutar, por medio de un acceso digital se pueden adaptar los asientos a cada conductor, las emisoras de radio y el navegador a gusto de cada usuario.

El tráfico es uno de los problemas citadinos que más estrés genera en los ciudadanos, con estos nuevos coches esto ya no será un problema, pues se pretende incorporar un software que indique al conductor cuanto tiempo falta para que cada semáforo cambie de color y así poder ajustar las velocidades pudiendo cruzar la ciudad entera con todos los semáforos en verde. Los ensayos ya están en marcha principalmente en compañías como Audi, BWM, y Ford. Dentro de esta misma innovación también será posible enviar una alerta a la nueve para avisar de algún accidente, poniendo en alerta al conductor quien podrá esquivarlo evitando la generación de tráfico u otra coalición.

En cuanto al consumo de gasolina, lo que se busca es reducir el gasto que cada conductor tiene que hacer, para ello se están introduciendo al mercado coches con cambios de hasta 9 marchas para así abaratar el gasto de combustible.

Los cambios que vienen no son solo en cuanto a mecánica y diseño exterior, el interior de los coches también recibirá una importante modernización, una de ellas es la posibilidad de que los asientos se giren para que los viajeros puedan mantener una conversación cara a cara como si en un salón estuvieran. Otro gran cambio será la eliminación del volante en coches autónomos, así lo está probado Volkswagen.
Por último, el control gestual también será incorporado, por medio de dibujos en el aire se le podrá indicar al coche inteligente que suba o baje el volumen de la radio, descolgar el teléfono, o ampliar el mapa del GPS.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here