Entre las cada vez más numerosas pero todavía insuficientes muestras de expresión pública de la incorporación de la mujer a la escritura y la práctica de la dirección de escena, este fin de semana tiene lugar un nuevo hito con el Ciclo-Encuentro TEATRA 2017, que este año abre su acción a los países iberoamericanos en una programación de exposiciones, obras de teatro, mesa redonda, talleres y actividades paralelas en torno al estado de la cuestión de una dramaturgia que, a las dificultades que conlleva un género como el dramático, a caballo entre la literatura y el espectáculo, añade la de estar realizado por mujeres, a quienes les supone un mayor esfuerzo que a los hombres el ser reconocidas y valoradas.

No se trata solamente de mujeres que luchan por hacer oír su voz en las publicaciones especializadas en teatro y por llevar su trabajo a los escenarios, o por darse a conocer, sino que estamos ante la necesidad de que les permitan participar activamente en la evolución de la sociedad y del teatro de su tiempo.



Como señala Encarna Ruiz, Licenciada en Filología Hispánica por la UCM, Profesora de Humanidades y Directora de La Academia de Velázquez «hoy en día la literatura escrita por mujeres sigue ocupando un subgénero dentro de la gran literatura. No es difícil encontrar libros de muy diferentes condiciones ocupando la misma balda de una librería por el simple hecho de ser mujer su autora».

Bajo este impulso surgen iniciativas como TEATRA, organizada por MINIMA espacio escénico y LANAU espacio creativo bajo el patrocinio de Óscar Pastor y Antonio Morcillo, quienes declaran su satisfacción por haber abierto un camino que ayudará a unas a continuar lo que ya estaban abandonando y a otras a dar visibilidad a un trabajo sobresaliente que no siempre logra reconocimiento. A nadie se le escapa que todavía persiste cierta falta de tolerancia existente en los críticos, casi todos hombres, frente a ellas, jóvenes autoras que se atreven con contenidos como el de la identidad sexual y el ejercicio de poder contra la mujer.

Y si bien es cierto que, cuando la dramaturga opta por temas de carácter social de amplio significado, su talante femenino se diluye en lo general de los planteamientos, no lo es menos que cuando aborda el tema de la condición femenina su lenguaje se hace específico y las piezas adquieren valores testimoniales, subversivos y transgresores que, por fortuna para todos, han asumido ya también los dramaturgos independientemente de la edad que tengan.

Actrices, directoras, escritoras, adaptadoras, técnicas, cantantes, circenses, músicas, bailarinas, performeras, diseñadoras, escenógrafas, vestuaristas, investigadoras, profesoras, coreógrafas, peluqueras, productoras, distribuidoras, iluminadoras, sastras, constructoras… Todas ellas, Marías Guerreras, tienen un espacio privilegiado en TEATRA 2017. 

Margarita Borja, Encarna Díaz, Gianula Kanelos Poblete, Jana Pacheco, Llanos Gómez, Nieves Rodríguez Rodríguez, Xus de la Cruz, Yolanda Dorado, Arancha Sesmero, Antonia Gomis, Jana Pacheco, Nieves Rodríguez Rodríguez o el Grupo Las Damas son algunos de los nombres que muestran su visión y trabajo en esta nueva edición de TEATRA.

Hasta el domingo 12 de Marzo en MÍNIMA espacio escénico y LANAU espacio creativo (Calle Mallorca 4) – Entrada libre.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here