El Ayuntamiento de Madrid prohíbe desde este domingo el uso del carril bus del paseo de la Castellana a los ciclomotores y motocicletas, una medida que busca reducir el número de accidentes que se producen en esta zona.

De este modo, este carril entre la calle Joaquín Costa y la plaza de Castilla, quedará de uso exclusivamente la circulación a autobuses y taxis ocupados. La medida se considera «urgente para poner freno a la siniestralidad».



Y es que en el citado carril reservado se han producido numerosos accidentes de tráfico debidos, en su mayoría, al conflicto entre el giro a la derecha realizado desde el tronco y los vehículos que hasta ahora podían circular por dicho carril: autobuses, taxis ocupados y motos y más concretamente con estas últimas porque su diferencia de volumen con respecto al resto de vehículos dificulta su visibilidad.

Uno de los accidentes más sonados y de estas características fue el que sufrió la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, siendo delegada de Gobierno. Conducía su moto a la altura del Ministerio de Defensa y resultó herida grave cuando, precisamente, circulaba por el carril bus. Estuvo varias semanas en la UCI.

Para adaptar el carril al nuevo uso, este fin de semana (24, 25 y 26 de marzo) y para afectar lo menos posible al tráfico, el Ayuntamiento realizará los trabajos de modificación de la señalización vertical y horizontal.

Además, aprovechando esta actuación, se va a mejorar la visibilidad en las intersecciones de la plaza de Lima, la intersección del paseo de la Castellana con General Yagüe y la plaza de Cuzco.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here