Juan Antonio Samaranch, vicepresidente primero del Comité Olímpico Internacional (COI), está a favor de que Madrid vuelva a apostar por el sueño de acoger unos Juegos Olímpicos de Verano por los cambios que se están produciendo para los procesos de candidatura y apela a presentar una cuando sea «un proyecto de toda la sociedad», admitiendo también que le gustaría que aquellas ciudades que insisten tuviesen «ventajas».

Samaranch no tira la toalla del Madrid Olímpico. Tampoco los lectores de MADRID ES NOTICIA, que dieron un «sí» mayoritario (72,64%) preguntados por el apoyo a una nueva candidatura de la capital. Solo dos de cada diez lectores opataron por el «no» (20,75%).



«Las heridas están para cicatrizar, en el deporte te levantas y sigues corriendo», aseguró Samaranch este miércoles en su comparecencia en los Desayunos Deportivos de Europa Press, patrocinados por Repsol, Liberbank y Loterías y Apuestas del Estado, después de las decepciones olímpicas de Madrid para los Juegos de 2012, 2016 y 2020.

Por ello, para que España vuelva a presentar una candidatura tras el triplete de fiascos de la capital, dejó claro que «los pasos fundamentales pasan por ver cómo son los nuevos sistemas de candidatura» que está estudiando el COI y que se conocerán en el próximo mes de julio, poco antes de la elección en Lima en septiembre de la sede de 2024.

«La Agenda 2020 y las nuevas ideas que estudiamos favorecerían una candidatura española. Pocas ciudades como la nuestra para organizar unos Juegos y, si todos vamos detrás de un proyecto, será el momento de hacerlo», añadió el directivo. «Desde luego que sí», replicó al ser preguntado sobre si había que tener esperanza. «Cuando nos convenzamos todos de que los Juegos son una cosa estupenda para una ciudad», sentenció.

En este sentido, tras la inclusión de la Agenda 2020 y sus similitudes con lo que proclamaba la candidatura de Madrid para ese año, tiró de ironía. «Había veces que hablábamos que nos habían copiado … El timing no nos ayudó», indicó con una sonrisa Samaranch.

De todos modos, Samaranch subrayó que tanto para la anterior candidatura de 2016 como para el 2020, Madrid iba «a por todas». «Y nos los creíamos porque la candidatura era muy buena, pero competimos contra algo tremendo, la palabra rescate. Si un miembro del COI tiene que votar el dar un proyecto de esta responsabilidad a un país que cada mañana le dicen desde la prensa internacional que va a ser rescatado porque no tiene dinero, es una montaña muy alta de subir», admitió.

También apuntó que ayudarán a las aspirantes a defender contra los movimientos del no a los Juegos. «Nos tendrán a su lado para defender que el no no tiene razones en muchos casos», remarcó. «Vamos a intentar reducir la fase de candidatura por debajo del año para que los costes se vean reducidos. Me gustaría dar ventajas a los candidatos que repite y ayudarles a mejorar su proyecto y no dar una serie de pasos administrativos. Vamos a ser mucho más flexibles», prosiguió en un posible guiño a una candidatura de Madrid.

Igualmente, el hijo del expresidente del COI recalcó que el «extraordinario compromiso» del organismo con España, país donde, en Madrid, ha instalado la OBS (Servicios Olímpicos de Difusión) y también el nuevo Canal Olímpico. «La apuesta por España ha sido tremenda, Madrid tenía la competencia de Nueva York, Lausana y Londres», indicó.

Por otro lado, analizó los cambios que están estudiando para los procesos de candidaturas reconociendo que en el COI tienen que entender porque a una ciudad le «cuesta sacar tanto adelante» un proyecto si los Juegos «son un bien absoluto».

Ahora, en septiembre, tendrán que elegir la sede para 2024, con dos «candidaturas potentísimas» como las de París y Los Ángeles, las únicas supervivientes después de que hayan sufrido «un terrible, dramático y dañino goteo de ciudades ilusionadísimas que han desaparecido» como Roma, Budapest, Hamburgo y Boston, que han abandonado la carrera olímpica. «Tenemos candidaturas maravillosas y con las infraestructuras acabadas, pero sólo dos», resaltó.

Y ambas han anunciado ya su rechazo a acoger los Juegos de 2028 ante la posibilidad de que el COI pueda anunciar de forma conjunta en Lima las sedes de 2024 y 2028. «Estamos revisando si somos capaces de cambiar las reglas y consultaremos con las candidatas si les pueden afectar, nunca sería una decisión unilateral. Nos gustaría no perder a ninguna de las dos», sentenció.

Finalmente, Samaranch detalló que lleva siendo un «objetivo claro» del COI el llevar los Juegos a «todos los rincones del mundo», pero que lo «fundamental» sigue siendo conseguir «las mejores sedes para promocionar el Movimiento Olímpico». «Tan pronto como sea posible, iremos con ilusión y entusiasmo a llevar unos Juegos a África», admitió.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here