En el barrio conocido como Universidad alberga una de las plazas más históricas y emblemáticas de todo Madrid. Data del año 1869 en lo que anteriormente se conocía como barrio de las Maravillas, ahora Malasaña. Su historia encierra un levantamiento popular cívico, el del 2 de mayo. Día que marcó el inició de la Guerra de Independencia de España contra las tropas francesas.
 
Rodeada por las calles de San Andrés, Daoíz, Velarde, Ruíz, Dos de Mayo, San José y San Pedro se alza sobre las ruinas del Palacio de Monteleón, recinto que pasó a ser el cuartel de artillería, hoy solo queda el arco monumental que daba entrada al palacio. Este arco alberga la estatua de los héroes Daoíz y Velarde, tallada en mármol por Antonio Solá Llansas en 1830. La plaza ajardinada conserva hasta nuestros días la iglesia de los Santos Justo y Pastor, o mejor conocida como iglesia de las Maravillas. 

Además de plaza histórica es una plaza literaria, Galdós la incluye en el tercer libro de los Episodios Nacionales. Aunque relata una parte negra de la historia de España, hoy el conflicto bélico y la lucha de los españoles contra los franceses se celebra y se cuenta con alegría.
 
Cada año la Plaza del Dos de Mayo se engalana para conmemorar a los caídos del levantamiento popular, en la verja del monumento se suelen poner adornos como fusiles con bayonetas, caladas, cruzadas con lanzas y banderas de España. La plaza también se decora, con flores, cañones, obuses y granadas. Hay conciertos de música folklórica, comida típica, juegos infantiles como carrerillas, torneos de parchís y mucho más. Para los jóvenes y adultos también hay planes divertidos, clases de baile, yoga y más. Si todavía no has vivido las celebraciones del dos de mayo este año todavía estas a tiempo.






Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here