La economía madrileña crecerá un 3,3 por ciento durante este año 2017, lo que situará a la región como la comunidad autónoma con mayor crecimiento, según las estimaciones de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).

En concreto, los datos muestran que el crecimiento se debe al resultado de la fortaleza que muestran el sector industrial y los servicios. Además, la obra pública repuntó en el primer trimestre del año y la construcción de vivienda se mantuvo.



El elevado ritmo de crecimiento hará posible una reducción de la tasa de desempleo de 3,1 puntos, hasta el 12,6 por ciento, casi cinco puntos por debajo de la media nacional.

En el conjunto de España, la economía crecerá este año un 2,8 por ciento, lo que supone una desaceleración menos acusada de lo esperado respecto a 2016.

Según han explicado el director general de Funcas, Carlos Ocaña, y el director de Coyuntura y Estadística, Raymond Torres, «las exportaciones acelerarán su crecimiento por lo que la aportación del sector externo al PIB alcanzará el 0,5 por ciento, dos décimas más que en la anterior previsión».

Además, se prevé un mayor dinamismo de lo esperado en el consumo privado, de ahí que también se haya revisado al alza la contribución de la demanda nacional, hasta el 2,3 por ciento, una décima más de lo estimado inicialmente.

Pese a ello, Funcas espera un debilitamiento de la economía especialmente durante la segunda parte del año por el impacto del repunte de la inflación en la renta real de los hogares, que a su vez se trasladará al consumo privado, y por las expectativas de que la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado afecte al consumo de las administraciones y la inversión pública.

En cuanto al empleo, Funcas prevé la creación de cerca de 450.000 puestos de trabajo este año, lo que permitirá reducir la tasa de paro en 2,1 puntos porcentuales, hasta el 17,5 por ciento, el nivel más bajo desde 2008.

Respecto al resto de comunidades autónomas, junto con Madrid, Baleares, Cataluña y Galicia son las otras tres que más crecerán este año.

Por el contrario, Extremadura y Asturias crecerán un 1,9 por ciento y un 2 por ciento, respectivamente. Estas comunidades, relativamente rurales o con un tejido empresarial especialmente castigado por la crisis, no consiguen aprovechar el auge exportador.

Pese a la desaceleración generalizada, hay regiones que registrarán una aceleración del crecimiento, como La Rioja, Cantabria o Asturias, lo que permitirá una reducción de las desigualdades económicas territoriales.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here