El Real Madrid y el Atlético de Madrid iniciarán este martes en el Santiago Bernabéu (20.45 horas/Antena 3) un derbi especial que concluirá el miércoles 10 en el Vicente Calderón donde se decidirá qué equipo español y madrileño alcanza la final de la Liga de Campeones de Cardiff del 3 de junio, un sueño al que ambos aspiran en igualdad de condiciones y sin un favorito claro.

El primer capítulo de esta eliminatoria se presenta clave para ambos, más quizás para el actual campeón que quiere cruzarse de nuevo en la ambición de su vecino, al que ya ha privado en dos ocasiones en los últimos tres años de poder levantar su primera Orejona.



Sabedor de la habilidad rojiblanca para moverse en cruces a doble partido, los de Zinédine Zidane esperan salir con ventaja de su feudo para afrontar la que se presupone una emotiva y caliente despedida europea del estadio de su rival.

Por cuarta campaña consecutiva, merengues y colchoneros vuelven a cruzar sus destinos en el máximo torneo continental. En el recuerdo más reciente, las finales de 2014 y 2016 que fueron para el rey de la competición que dejó una herida que los de Diego Pablo Simeone quieren curar en parte tomándose cumplida revancha y alargando la maldición del campeón que dice que nadie ha sido capaz de reeditar título bajo el formato Champions.

El Atlético tiene sus miras puestas en la Copa de Europa y este año vuelve a estar a punto en el momento clave. Al contrario que en 2014 y 2016, LaLiga está lejos y la pugna es por un objetivo menor como la tercera plaza, pero el actual subcampeón continental llega fino y en buena forma física y mental para apear por primera vez en este torneo a un Real Madrid, confiado en su potencial ofensivo y capacidad de competir para dejar fuera por quinta vez a los de la ribera del Manzanares.

nmerso en la tensión metal y física que le genera la pelea por el título liguero con el FC Barcelona, el conjunto madridista ya sabe lo que le espera en esta eliminatoria. Los rojiblancos, desde que los lidera el Cholo, no han sido un oponente dócil, como bien demostró a principios de abril cuando arañó un empate a uno para sumar su cuarta visita consecutiva en Liga al Bernabéu sacando algo positivo y marcando. Esa estadística sí juega a su favor y la querrá hacer valer, avalado por la buena mano de Simeone en cruces, con el añadido de tener la ventaja de la vuelta en un Calderón que será una olla a presión y que se fortifica aún más cuando suena la música de la Champions.

El once veces campeón continental debe elevar su nivel defensivo para no encajar y sacar ventaja del potencial goleador que le ha llevado a firmar 58 partidos seguidos marcando, aunque enfrente está una de las mejores defensas del mundo, resguardada por un Oblak inspirado. Ambos equipos se conocen de sobra y apenas habrá sorpresas de los técnicos.

El Real Madrid asumirá desde el inicio el mando del encuentro, pero seguramente se tope con un Atlético más agresivo e incisivo que el pasado 8 de abril cuando se dedicó más a contener y sólo apretó en el tramo final, cuando puso en reales apuros a su rival. 
 

PARTIDO DE ALTO RIESGO

Cerca de 2.100 efectivos participarán en el dispositivo de seguridad del Real Madrid-Atlético de Madrid de la Liga de Campeones, que se celebra este martes, 2 de mayo, en el estadio Santiago Bernabéu y en el que se prevé la asistencia de unos 4.266 seguidores rojiblancos al Bernabeu.

Se trata de un dispositivo que ha coordinado la Delegación del Gobierno en Madrid tras haber mantenido una reunión con el Club Blanco y el resto de instituciones. La capacidad del estadio Santiago Bernabéu en Champions League es de unos 79.000 espectadores.

Así, se reforzará la seguridad tanto dentro como fuera del estadio. Participaran en este dispositivo la Brigada Móvil, de Caballería, Unidades de Intervención Policial (UIP), Guías Caninos, Subsuelo y de la Oficina Nacional del Deporte de la Policía Nacional, así como Policía Municipal, Samur-Protección Civil, Cruz Roja y vigilantes y auxiliares de seguridad del Club Real Madrid.

La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte ha acordado declarar de alto riesgo este encuentro. El dispositivo estará desplegado en torno al estadio, así como en las zonas próximas al recinto. Por ello, se recomienda acudir al campo con tiempo suficiente para poder pasar los controles de seguridad y entrar antes de que comience el partido.

MÁS METRO

Metro de Madrid reforzará el servicio de trenes de la línea 10 hasta en un 58 por ciento por la celebración este martes del partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones entre Real Madrid y el Atlético de Madrid, ha informado el Ejecutivo autonómico en un comunicado.

El dispositivo de refuerzo estará operativo desde las 19 horas y está previsto que finalice en torno a las 23 horas, cuando termine el encuentro, si bien podrá prolongarse si la demanda de viajeros así lo aconsejara.

En concreto, a partir de las 19 horas la línea 10 contará con un 20 por ciento más de trenes y, a partir de las 22.30 horas, cuando está prevista la finalización del partido, el refuerzo será del 58 por ciento.

Además, Metro también reforzará el personal de atención al usuario en las estaciones cercanas al estadio, como son Santiago Bernabéu, Concha Espina, Cuzco y Nuevos Ministerios.

La estación de Tribunal también tendrá más personal, ya que en ella confluyen las líneas 1 y 10 y es un importante nudo de comunicación para acceder al estadio.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here