La Dirección General de Tráfico (DGT) ha previsto un total de cuatro millones de desplazamientos de largo recorrido en la Comunidad de Madrid durante las fiestas navideñas.

La DGT ha previsto un total de 930.000 desplazamientos en la Comunidad de Madrid en el segundo periodo de la operación especial de Navidad, que comienza este viernes y termina el 1 de enero de 2018

Para controlar los desplazamientos de estas navidades la DGT ha preparado un dispositivo especial para las fiestas navideñas que arranca este viernes a las 15 horas y finalizará en la medianoche del domingo 7 de enero, periodo en el que se prevén 17 millones de desplazamientos a nivel nacional, unos 300.000 desplazamientos más con respecto al pasado año.

El dispositivo especial de tráfico estará dividido en tres fases. La primera de ellas corresponderá al fin de semana de Navidad, del viernes 22 al lunes 25, con una estimación de 4.350.000 desplazamientos previstos.

La segunda fase será la de fin de año, desde el viernes 29 de diciembre hasta el 1 de enero de 2018, periodo en el que se prevé cuatro millones de desplazamientos.

Finalmente, la tercera fase será la de Reyes, desde el viernes 5 de enero hasta las 24.00 horas del lunes 7 de enero. En esta última fase, se prevén 2.750.000 desplazamientos.

Según la DGT, al ser un periodo tan largo, se producirán movimientos de vehículos tanto de corto como de largo recorrido, especialmente los fines de semana y días festivos. Los destinos principales serán lugares de segunda residencia, áreas o zonas de grandes centros comerciales, zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno y zonas de atracción turística invernal.

Las labores de la DGT para garantizar la normalidad se centrarán en intensificar la vigilancia en carreteras convencionales, sobre todo en los tramos de carreteras con especial peligrosidad, que están publicados en su web, la vigilancia del cumplimiento de las normas de circulación a pie de carretera y desde el aire con los ocho radares Pegasus de los que dispone.

También se centrará en la realización de controles de alcohol y otras drogas en cualquier tipo de vía y a cualquier hora. Igualmente, se instalarán carriles adicionales en las carreteras que registren mayores intensidades de circulación, sobre todo en las proximidades de los grandes núcleos urbanos.

La restricción de la circulación en ciertos días, tramos y horas de la circulación de camiones será otra de las medidas, como también la paralización de las obras que actualmente se están realizando en la red viaria española y la supresión de la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan ocupación de la calzada.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *