/ 17 mayo 2022
22.2 C
Madrid
/ 17 mayo 2022

La conversión de contratos temporales en indefinidos en Madrid crece un 15,7%

La conversión de contratos temporales en indefinidos en Madrid crece un 15,7%

La conversión de contratos temporales en indefinidos en la Comunidad de Madrid ha crecido un 15,7 por ciento en 2017, hasta alcanzar las 110.238 conversiones. La conversión...

La conversión de contratos temporales en indefinidos en la Comunidad de Madrid ha crecido un 15,7 por ciento en 2017, hasta alcanzar las 110.238 conversiones según un informe de la empresa de recursos humanos Randstad.

Para ello, Randstad ha tenido en cuenta los datos relativos a los años comprendidos entre 2007 y 2017 publicados por el Servicio Empleo Público Estatal (Sepe). Al analizar la serie histórica, se ha observado que desde el año 2007, momento en el que se superaron las 153.000 conversiones, el número de este tipo de contratos descendió durante cinco periodos consecutivos hasta registrar la cifra más baja en 2012 (68.059).

A nivel nacional, Randstad ha destacado que en 2017 se han registrado un total de 686.445 conversiones, lo que supone un crecimiento del 17,9 por ciento respecto el año anterior. Tras cinco años consecutivos de crecimiento, esta cifra se sitúa como «la más elevada» de los últimos ocho años.

Estos contratos temporales convertidos en indefinidos representan el 40,1 por ciento del total de contratos indefinidos del año, es decir, que casi de la mitad de los contratos indefinidos de 2017 proceden de contratos temporales.

Según este análisis, cabe destacar que todas las regiones han aumentado el número de contratos convertidos en indefinidos respecto al año anterior. Baleares es la comunidad autónoma que más ha crecido, con un incremento del 28,1 por ciento. Le siguen La Rioja y Extremadura, con incrementos del 26,5 por ciento y 26,4 por ciento, respectivamente.

También con crecimientos por encima de la media nacional (17,9 por ciento) se sitúan Andalucía (24,6 por ciento), Comunitat Valenciana (23,4 por ciento), Castilla y León (21 por ciento), Euskadi (19,2 por ciento) y Navarra (18,9 por ciento).

Por debajo de la media nacional y registrando los menores incrementos, se encuentran Canarias (17,4 por ciento), Galicia (17,2 por ciento), Cantabria (16,1 por ciento), Castilla-La Mancha y Madrid (15,7 por ciento). Murcia (14,1 por ciento), Aragón (13,8 por ciento), Cataluña (12,3 por ciento) y Asturias (9,2 por ciento) son las que menos crecen.

El director de Relaciones Institucionales de Randstad, Luis Pérez, ha sostenido que el aumento de contratos temporales convertidos en indefinidos y el acercamiento a las tasas de conversión previas a la crisis «confirman la tendencia positiva del mercado laboral y la recuperación económica».

De igual modo, se muestra que la contratación temporal «funciona como puente a un puesto de trabajo estable». «De hecho, para aquellos perfiles con menor cualificación, la contratación temporal les ayuda a aumentar su empleabilidad a través de la experiencia»,ha indicado Pérez.

En términos absolutos, Randstad ha revelado que Cataluña es la región que ha registrado más conversiones de contratos temporales en indefinidos durante el último año, con más de 132.000. Le siguen Madrid, con más de 110.000, y Andalucía, con más de 91.000. Entre las tres regiones acumulan más de 333.000 conversiones, lo que supone el 48,6 por ciento del total.

Al descender al ámbito provincial, llama la atención que todas las provincias han registrado un incremento de conversiones de contratos temporales a indefinidos en 2017, según el análisis de Randstad. Entre las provincias que más han crecido en este sentido, destacan los casos de Granada, León, Córdoba y Huelva, todas ellas entre el 34 por ciento y el 42 por ciento. En el lado contrario, Jaén (1,3 por ciento), Soria (9,8 por ciento), Barcelona (11,5 por ciento) y Toledo (12,6 por ciento) son las provincias que registran un menor incremento.

CONTRATOS INDEFINIDOS POR EDADES

En función de la edad del trabajador, el análisis de Randstad pone de manifiesto que los contratos convertidos en indefinidos han aumentado en todos los grupos de edad, siendo entre los mayores de 45 años donde más crecen. Con un aumento del 23,8 por ciento respecto a 2016, las conversiones de contratos en este colectivo alcanza la cifra de 141.786.

Los ocupados más jóvenes, menores de 25 años, conforman el segundo grupo donde más crecen las conversiones. En concreto, en ocupados de este grupo de edad aumenta este tipo de contratos un 22 por ciento, superando la barrera de los 90.000 por primera vez en ocho años y alcanzando los 92.604.

Por su parte, los empleados con edades comprendidas entre los 25 y los 45 años son los que registran una menor tasa de crecimiento (15,4 por ciento), pero se sitúan como el primer grupo de edad en conseguir este tipo de contratos en términos absolutos. Durante el año pasado, 452.055 contratos temporales de trabajadores de entre 25 y 45 años pasaron a ser indefinidos.

Las conversiones a ocupados con formación superior crecen un 16 por ciento Randstad también tiene en cuenta la formación académica del trabajador como otra de las variables para su análisis. En este sentido, Randstad detecta que casi uno de cada cinco contratos convertidos en indefinidos ha sido realizado a trabajadores con formación superior; es decir, el 18,7 por ciento de las conversiones se hicieron a este perfil de profesionales.

Asimismo, más de la mitad de los contratos temporales convertidos en indefinidos se han realizado a ocupados con formación secundaria, es decir, un 55,2 por ciento. En 2017 se firmaron un total de 378.767 contratos a este tipo de profesionales, lo que supone un crecimiento del 15,5 por ciento en el último año.

En el caso de trabajadores con estudios primarios, la cifra de conversiones realizadas durante el año pasado es de 179.602, lo que supone un 26,2 por ciento del total de conversiones. En este sentido, las conversiones a estos profesionales también encadenan cinco periodos de aumento consecutivo y crecen un 25,1 por ciento en el último año.

La conversión de contratos temporales en indefinidos en la Comunidad de Madrid ha crecido un 15,7 por ciento en 2017, hasta alcanzar las 110.238 conversiones. La conversión...

La conversión de contratos temporales en indefinidos en la Comunidad de Madrid ha crecido un 15,7 por ciento en 2017, hasta alcanzar las 110.238 conversiones según un informe de la empresa de recursos humanos Randstad.

Para ello, Randstad ha tenido en cuenta los datos relativos a los años comprendidos entre 2007 y 2017 publicados por el Servicio Empleo Público Estatal (Sepe). Al analizar la serie histórica, se ha observado que desde el año 2007, momento en el que se superaron las 153.000 conversiones, el número de este tipo de contratos descendió durante cinco periodos consecutivos hasta registrar la cifra más baja en 2012 (68.059).

A nivel nacional, Randstad ha destacado que en 2017 se han registrado un total de 686.445 conversiones, lo que supone un crecimiento del 17,9 por ciento respecto el año anterior. Tras cinco años consecutivos de crecimiento, esta cifra se sitúa como «la más elevada» de los últimos ocho años.

Estos contratos temporales convertidos en indefinidos representan el 40,1 por ciento del total de contratos indefinidos del año, es decir, que casi de la mitad de los contratos indefinidos de 2017 proceden de contratos temporales.

Según este análisis, cabe destacar que todas las regiones han aumentado el número de contratos convertidos en indefinidos respecto al año anterior. Baleares es la comunidad autónoma que más ha crecido, con un incremento del 28,1 por ciento. Le siguen La Rioja y Extremadura, con incrementos del 26,5 por ciento y 26,4 por ciento, respectivamente.

También con crecimientos por encima de la media nacional (17,9 por ciento) se sitúan Andalucía (24,6 por ciento), Comunitat Valenciana (23,4 por ciento), Castilla y León (21 por ciento), Euskadi (19,2 por ciento) y Navarra (18,9 por ciento).

Por debajo de la media nacional y registrando los menores incrementos, se encuentran Canarias (17,4 por ciento), Galicia (17,2 por ciento), Cantabria (16,1 por ciento), Castilla-La Mancha y Madrid (15,7 por ciento). Murcia (14,1 por ciento), Aragón (13,8 por ciento), Cataluña (12,3 por ciento) y Asturias (9,2 por ciento) son las que menos crecen.

El director de Relaciones Institucionales de Randstad, Luis Pérez, ha sostenido que el aumento de contratos temporales convertidos en indefinidos y el acercamiento a las tasas de conversión previas a la crisis «confirman la tendencia positiva del mercado laboral y la recuperación económica».

De igual modo, se muestra que la contratación temporal «funciona como puente a un puesto de trabajo estable». «De hecho, para aquellos perfiles con menor cualificación, la contratación temporal les ayuda a aumentar su empleabilidad a través de la experiencia»,ha indicado Pérez.

En términos absolutos, Randstad ha revelado que Cataluña es la región que ha registrado más conversiones de contratos temporales en indefinidos durante el último año, con más de 132.000. Le siguen Madrid, con más de 110.000, y Andalucía, con más de 91.000. Entre las tres regiones acumulan más de 333.000 conversiones, lo que supone el 48,6 por ciento del total.

Al descender al ámbito provincial, llama la atención que todas las provincias han registrado un incremento de conversiones de contratos temporales a indefinidos en 2017, según el análisis de Randstad. Entre las provincias que más han crecido en este sentido, destacan los casos de Granada, León, Córdoba y Huelva, todas ellas entre el 34 por ciento y el 42 por ciento. En el lado contrario, Jaén (1,3 por ciento), Soria (9,8 por ciento), Barcelona (11,5 por ciento) y Toledo (12,6 por ciento) son las provincias que registran un menor incremento.

CONTRATOS INDEFINIDOS POR EDADES

En función de la edad del trabajador, el análisis de Randstad pone de manifiesto que los contratos convertidos en indefinidos han aumentado en todos los grupos de edad, siendo entre los mayores de 45 años donde más crecen. Con un aumento del 23,8 por ciento respecto a 2016, las conversiones de contratos en este colectivo alcanza la cifra de 141.786.

Los ocupados más jóvenes, menores de 25 años, conforman el segundo grupo donde más crecen las conversiones. En concreto, en ocupados de este grupo de edad aumenta este tipo de contratos un 22 por ciento, superando la barrera de los 90.000 por primera vez en ocho años y alcanzando los 92.604.

Por su parte, los empleados con edades comprendidas entre los 25 y los 45 años son los que registran una menor tasa de crecimiento (15,4 por ciento), pero se sitúan como el primer grupo de edad en conseguir este tipo de contratos en términos absolutos. Durante el año pasado, 452.055 contratos temporales de trabajadores de entre 25 y 45 años pasaron a ser indefinidos.

Las conversiones a ocupados con formación superior crecen un 16 por ciento Randstad también tiene en cuenta la formación académica del trabajador como otra de las variables para su análisis. En este sentido, Randstad detecta que casi uno de cada cinco contratos convertidos en indefinidos ha sido realizado a trabajadores con formación superior; es decir, el 18,7 por ciento de las conversiones se hicieron a este perfil de profesionales.

Asimismo, más de la mitad de los contratos temporales convertidos en indefinidos se han realizado a ocupados con formación secundaria, es decir, un 55,2 por ciento. En 2017 se firmaron un total de 378.767 contratos a este tipo de profesionales, lo que supone un crecimiento del 15,5 por ciento en el último año.

En el caso de trabajadores con estudios primarios, la cifra de conversiones realizadas durante el año pasado es de 179.602, lo que supone un 26,2 por ciento del total de conversiones. En este sentido, las conversiones a estos profesionales también encadenan cinco periodos de aumento consecutivo y crecen un 25,1 por ciento en el último año.

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO