Un grupo de vecinos de los hermanos José y Emilio Alcázar, más conocidos como los heavies de Gran Vía, han emprendido una campaña en DecideMadrid.es para que el Ayuntamiento de Madrid instale una valla de calaveras tras la peatonalización de la arteria madrileña en la que los heavies se puedan apoyar.

Según han explicado los vecinos en un vídeo, “el límite para caminar por la Gran Vía lo marcaron los heavies”, que ahora están “desorientados, sin saber cuál es su lugar”, cuando han sido “punto de referencia de todos los madrileños”.

Por eso quieren que en las nuevas y ampliadas aceras de Gran Vía, se instale una valla de calaveras, “para siempre”, que se convierta en punto de apoyo de los heavies, quienes, desde hace 15 años, decidieron aposentarse frente al número 25 de la Gran Vía al cerrar la antigua tienda Madrid Rock, cuyo espacio ocupa ahora una tienda de ropa.

Con esta propuesta se quiere tanto rendir un homenaje a los hermanos Alcázar como conseguir “que la Gran Vía no deje de ser la Gran Vía de siempre”.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *