Tiempo de lectura 2 minutos

La presidenta Cifuentes ha acaparado la atención de los medios de comunicación por una noticia excelente para los contribuyentes madrileños. Cifuentes se presentó a las pasadas elecciones con un capitulo muy importante en su programa electoral bajo el título “rebaja de impuestos”. Allí enumeraba hasta dieciséis compromisos muy concretos que consolidaban a nuestra región como la comunidad autónoma de España en la que se pagan menos impuestos. Con las nuevas rebajas fiscales que ha aprobado ahora el Gobierno del Partido Popular de Madrid reforzamos, más si cabe, ese liderazgo.

Los que vivimos en esta comunidad tenemos la inmensa suerte de contar con una economía que lleva tres años seguidos creciendo al 3,7 por ciento cada año. Esta evolución tan positiva es la que sitúa a nuestra comunidad a la cabeza del crecimiento económico de España y permite aprobar unas rebajas de impuestos que van a beneficiar, nada menos, que a tres millones de contribuyentes en nuestra región.

El paquete de medidas fiscales aprobado ahora por el Consejo de Gobierno va a suponer un ahorro para los contribuyentes madrileños de 125 millones de euros cada año. Ahora bien, si tenemos en cuenta las deducciones por nacimiento de hijos y por alquiler de vivienda aprobadas en la reciente Ley de Presupuestos de 2018, el ahorro asciende a más de 160 millones al año.

La reducción de medio punto en el tipo mínimo de la escala autonómica del IRPF va a beneficiar a todos los contribuyentes, en especial a las rentas más bajas. También las familias son las grandes beneficiarias de estas rebajas fiscales. Por primera vez en España, se contempla una bonificación en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre hermanos, tíos y sobrinos. Además, la deducción en el IRPF a familias por acogimiento de mayores de 65 años o personas con discapacidad va a aumentar a 1.500 euros. Por su parte, las familias numerosas contarán con una bonificación del 95 % en Actos Jurídicos Documentados para la compra de su vivienda habitual.

Asimismo, entre otras medidas que benefician a las familias, y en aras a favorecer la conciliación de aquellas que no se benefician de una plaza de educación infantil sostenida con fondos públicos (cheque-guardería o plaza en escuela pública), se amplía la deducción por gastos de escolaridad con una nueva modalidad por descendientes de 0 a 3 años escolarizados en el primer ciclo de educación infantil.

Esta nueva rebaja de impuestos se suma a la aprobada por la Ley de Presupuestos para el 2018 pensando en las familias de nuestra región. En aquel momento se incrementó la deducción por nacimiento o adopción, de forma que las familias madrileñas se pueden beneficiar de una deducción de 600 euros anuales durante 3 años por cada hijo nacido a partir del 1 de enero de 2018, incrementándose de esta manera la deducción vigente que permitía dicha deducción en un único año.

Por otro lado, se amplió también al 30 % la deducción por alquiler de vivienda habitual para los menores de 35 años, que hasta la fecha podían deducirse el 20 %. Además, se incrementó la cantidad máxima deducible al año, desde los 840 euros hasta los 1.000 euros, y se elevó la edad hasta los 40 años para las personas en situación de desempleo con cargas familiares.

Cuando vives en una comunidad cuya economía crece y tienes una Presidenta que cumple su programa electoral ocurre que te bajan los impuestos. Ojalá en el resto de España se dieran ambas circunstancias, como ocurre en la comunidad de Madrid.

Eugenia Carballedo es diputada del PP en la Asamblea de Madrid

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *