<b>Tiempo de lectura</b> 4 minutos


Ángel Garrido ha sido elegido presidente de la Comunidad de Madrid este viernes por el Pleno de la Asamblea, con los votos a favor del Partido Popular y Ciudadanos y la oposición del Partido Socialista y Podemos.

Garrido, designado candidato del PP para tomar las riendas de la Comunidad por la dirección nacional, ha contado en la segunda sesión del pleno de investidura con 65 votos a favor (48 del PP y 17 de Cs) y 64 en contra (37 de PSOE y 27 de Podemos).

El hasta ahora presidente en funciones, en sus palabras previas a la votación, ha pedido la confianza de la Cámara porque Madrid y los madrileños «merecen» que el programa de Gobierno que presentó el PP en 2015 siga siendo «desarrollado y completado» y para que la X Legislatura siga adelante «con todos sus objetivos, presupuestos aprobados y capacidad de gestión».

Sin embargo, ha admitido que «nada funciona nunca por sí solo» y que es necesaria una acción política, una iniciativa política basada en la libertad, la confianza en la sociedad, en la solidaridad y en los principios y valores que han sido capaces de sacar al país en momentos difíciles».

Para ello, ha asegurado que va a proporcionar «siempre cercanía a los ciudadanos», teniendo en cuenta sus «puntos de vista» y «necesidades cotidianas». Gobernará, ha dicho Garrido, con «vocación de escuchar a todos» y por ello, ha solicitado la colaboración a todos porque «todos son Madrid». Es «imprescindible», ha dicho, para el proyecto de «convivencia» más allá de los proyectos políticos.

En la misma línea, Garrido ha asegurado que va a gobernar «con dedicación» y «seriedad» y con la visión que tiene de política basada en servir a los demás, con «compromiso y profesionalidad». «La gran meta de Madrid pasa por que esta empresa compartida de progreso cuente con todos y sea provechosa para todos», ha añadido.

Finalmente, ha pedido la confianza para construir un Madrid «más próspero y más justo, equilibrado, vivo y atractivo, sin imposiciones» con un proyecto político para impulsar «al servicio de los proyectos de vida de todos los madrileños».

Durante este debate, que ha contado con dos sesiones y que ha finalizado este viernes poco antes de las 15 horas, como estaba previsto, los portavoces de los grupos han podido desgranar las razones por las que iban o no a otorgar la confianza solicitada por Garrido para ser investido.

CIUDADANOS

Ciudadanos ha sido el primero, y su portavoz, Ignacio Aguado, ya adelantó a primera hora de hoy que Garrido contaría con su apoyo a la Presidencia porque «es la solución menos mala y menos dañina a una crisis política», que los madrileños «no tenían que haber vivido, tras dos meses de escándalo y de mala prensa a nivel nacional e internacional por las mentiras y el descrédito», por la polémica del máster de Cifuentes.

Además, el portavoz de la formación naranja le ha reiterado que no tiene que enfrancarse en grandes proyectos políticos, sólo le ha recomendado que «intente evitar escándalos y que cierre los acuerdos marco en materia política y asuntos sociales», al tiempo que ha ironizado con que la Comunidad de Madrid es «un avión y que él se tiene que encargar de «aterrizarlo».

PODEMOS

Por su parte, la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, ha asegurado que Garrido no contaría con su apoyo, tal y como ha ocurrido, ya que «representa la continuidad de las políticas» del PP, «que tanta desigualdad y tanto daño causan a los madrileños».

«No va a cambiar ninguna de esas políticas. Únicamente va a cambiar de sillón en este hemiciclo. Lo decía Don Francisco de Quevedo, en su obra ‘La Vida del Buscón don Pablo’, con mejores palabras que las mías: ‘quien cambia de lugar, sin cambiar de vida y de costumbres, nada cambia'», le ha espetado la portavoz de Podemos.

PSOE

El Grupo Parlamentario Socialista también ha votado en contra de esta investidura que su portavoz, Ángel Gabilondo, ha tachado de «error» al ser Garrido la «persona de confianza» de la expresidenta Cristina Cifuentes.

Gabilondo ha criticado que hace tres años «se presentaban como el inicio de una era política, de un nuevo Partido Popular», pero, a su juicio, «se ha revelado como la continuación de un modo de hacer política censurable».

PARTIDO POPULAR

Por último, el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Enrique Ossorio, ha sostenido que trabajará «controlando» y «legislando» para que estos meses sean «muy buenos para los madrileños, al tiempo que ha defendido que «no ha habido casos de corrupción» en el Gobierno de la Comunidad de Madrid, como, según él, sí ha ocurrido en el Gobierno de Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid.

A su parecer, con Garrido a la cabeza del Gobierno «los servicios públicos seguirán mejorándose con ambiciosas inversiones que se han puesto en marcha cuando la coyuntura económica lo ha permitido, para atender a las personas más desfavorecidas, las familias y los jóvenes».

TOMA DE POSESIÓN Y NUEVO GOBIERNO

El presidente electo de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, tomará posesión de su cargo el lunes y su Gobierno lo hará este martes, aunque ha asegurado que aún no tiene decido ningún nombre, pero que los empezará a pensar «a partir de ahora».

«El lunes será la toma de posesión, por mi parte, y el martes la toma de posesión de los nuevos consejeros. Los -nombres– los empiezo a pensar a partir de ahora porque yo creo que las cosas hay que hacerlas paso a paso. Ahora que ya he sido investido como presidente, me toca pensar en los nombres que se conocerán el lunes», ha indicado.

Asimismo, Garrido ha determinado que va a seguir «con una política continuista en lo que ha sido positivo» y en lo que les ha permitido «crear empleo, crecer, y tener unos servicios públicos de calidad», pero ha considerado que, también, «como todo en la vida» habrá que «innovar en cosas y hacerlas mejor». «No hay que ser autocomplaciente», se ha dicho.

En este punto, el nuevo presidente electo ha asegurado que recibe con «un auténtico honor» ser el dirigente madrileño, pero también «con una enorme responsabilidad».

«Agradezco a mi grupo y a Ciudadanos que han votado mi investidura, pero también las intervenciones del resto de grupos parlamentarios. Tenemos guías distintas, esquemas distintos para gobernar la Comunidad de Madrid, pero al final todos tenemos que sumar y mi mano está tendida para que colaboremos entre todos», ha aseverado.

Al ser preguntado sobre si le gustaría que contara con él su partido como candidato a las elecciones autonómicas de 2019, ha respondido que «lo que toca» en estos momentos es «primero organizar el Gobierno y luego empezar a gobernar». Eso, a su parecer, es «lo más importante» y lo demás se tiene que dejar «para más adelante».

También, ha sido cuestionado sobre si le ha parecido que Aguado en su discurso hablara como si fuese el presidente, algo que Garrido ha negado, indicando que ha visto un «discurso respetuoso», al tiempo que le ha agradecido su voto para elegirle como dirigente regional.

Por último, Garrido se ha felicitado de que este viernes su primer acto oficial como presidente electo vaya a ser recibir al Atlético de Madrid, tras proclamarse el pasado miércoles como campeón de la Europa League. «Mi primer acto oficial va a ser el recibir al Atleti como presidente, que es mi equipo; pero si fuera por el Real Madrid estaría igual de contento, un poquito menos quizá, pero igual de contento», ha concluido entre risas.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *