Tiempo de lectura 1 minuto


BBVA salió el pasado viernes a los mercados con el bono verde de mayor importe (1.000 millones de euros) realizado por una entidad financiera de la eurozona. Una emisión de deuda senior no preferente, a un plazo de 7 años, que convierte a BBVA en el primer banco español en emitir un bono verde. La elevada demanda, tres veces superior al importe final, permitió bajar el precio a ‘midswap’ más 80 puntos básicos.

“Estamos comprometidos con las finanzas sostenibles y esta emisión es un ejemplo más”, señaló Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA.

La emisión despertó un gran interés entre los inversores. En tan solo tres horas, el libro de órdenes superaba los 3.000 millones de euros. La sobredemanda permitió bajar el precio desde ‘midswap’ más 95 puntos básicos, a ‘midswap’ más 80 puntos básicos. El instrumento elegido, senior no preferente, también sorprendió a los inversores, habituados a otro tipo de bonos verdes como cédulas o emisiones senior preferentes.

La mayor parte de las órdenes procedieron de inversores socialmente responsables (51%). Por países destacó la presencia de Francia (un 40%), Alemania y Austria (un 17%), países nórdicos (un 11%), Bélgica y Luxemburgo (un 8%) y Reino Unido e Irlanda (también un 8%). Por tipo de inversor, han participado gestoras de fondos de inversión (un 70%), aseguradoras y fondos de pensiones (un 18%), y bancos (un 9%), entre otros.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *