BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

El FC Barcelona ha festejado este domingo tras ganar a la Real Sociedad (1-0) en el último partido del campeonato doméstico el doblete logrado por el primer equipo al ganar la Copa del Rey y LaLiga Santander, en una gala con aires de ‘ceremonia de clausura’ en la que el protagonista fue otra vez Andrés Iniesta, ya infinito pese a dejar el club tras 22 años de éxitos y 32 títulos.



Iniesta fue el último de los jugadores de la plantilla en saltar al terreno de juego, al que previamente habían salido sus compañeros con su nombre y dorsal proyectados en el césped en un espectáculo de luz y sonido. Todo ellos con una camiseta de Iniesta y el dorsal ‘8’ a la espalda y preparándose para hacer un pasillo de campeones al internacional español.

Jugadores y ‘staff’ honraron de este modo al gran capitán, que después de la hora y media de despedida institucional del viernes pasado tuvo este domingo una última fiesta, que se acercó a la hora, en la que primero jugó sus últimos 81 minutos como blaugrana y después se despidió, ahora sí, del todo de su afición. No sin antes ver un vídeo resumen de su larga y exitosa carrera.

Su mujer y su hija le entregaron una camiseta conmemorativa enmarcad, sus padres y hermana un cuadro con una foto con todos sus títulos. Y llegó el momento del parlamento más esperado, ante unos compañeros también emocionados. «Hoy es un día difícil, pero han sido 22 años maravillosos. Ha sido un orgullo y un placer defender y representar este escudo, para mí el mejor del mundo», se sinceró.

«Gracias a todos mis compañeros, a todos y a cada uno os voy a echar muchísimo de menos. Gracias a vosotros, a mi afición, por todo el cariño y respeto que me habéis hecho sentir desde el primer día que llegue aquí como un niño y me voy con 34 años como un hombre, gracias por este mes que me habéis pedido que me quedase. Os llevaré en mi corazón para siempre», manifestó un otra vez ovacionado Iniesta.

Para concluir una semana en la que aseguró haberse quedado «sin palabras», vociferó su ya clásico ‘Visca el Barça, Visca Catalunya y Visca Fuentealbilla’ antes de ser manteado por sus compañeros y dar una última vuelta de honor al Camp Nou.

Con dos grandes globos alargados a modo de zepelín, uno con el escudo del club y el lema ‘Campions’ llevando una bandera con la Copa y LaLiga, y el otro con el ‘Infinit Iniesta’ y su ‘8’ girado haciendo el infinito, y la pelota del escudo cubriendo el círculo central, el estadio a oscuras vivió la entrega del trofeo de LaLiga Santander.

Se estrenó el nuevo presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, con alguno pitos en el Camp Nou cuando entregó el trofeo a Andrés Iniesta, que con los ojos llorosos por la emoción del pasillo anterior lo recogió y lo elevó al cielo de Barcelona, del Camp Nou que acoge la Masia donde se crió de niño y que le despide ahora con 32 títulos ganados.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here