MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Las empresas Holaluz y Nexus se han convertido este viernes en las nuevas adjudicatarias del contrato de suministro de energías renovables del Ayuntamiento de Madrid para el periodo comprendido entre el 1 de julio de este año y el 30 del año 2020, valorado en 82 millones de euros.



En concreto, Holaluz ha ganado los lotes 1 (suministro a los Organismos Autónomos del Ayuntamiento), el tercero (Ayuntamiento baja tensión) y el cuarto (es el de pobreza energética, para suministrar a edificios municipales asesoramiento a personas en situación de vulnerabilidad). A su vez, Nexus ha realizado la mejor oferta para el lote 2 (Ayuntamiento alta tensión)

Así se deprende de la apertura de las ofertas económicas por parte de la Mesa de Contratación para este contrato de suministro que se ha celebrado este viernes en acto público.

El Ayuntamiento de Madrid notificará a las compañías que han realizado las mejores ofertas y les solicitará que aporten toda la documentación administrativa para formalizar la adjudicación.

El contrato entra en vigor el próximo día 1 de julio. Una vez formalizados todos los trámites con las empresas adjudicatarias, se publicará todo en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

Fuentes municipales han explicado a Europa Press que las compañías ganadoras han presentado las ofertas «más económicas» y han cumplido al máximo los objetivos incluidos en el contrato. En este sentido, han ofertado el máximo de formación (tanto al personal municipal como a la ciudadanía) valorado en los pliegos, y en el lote de pobreza energética (el 4) se ha ofertado el máximo de asesoramiento, 200 personas al año.

Respecto a las ofertas, las empresas que se presentaron ofertaban un precio para cada período (punta, llano y valle) y tarifa (que va en función de la potencia contratada). El Ayuntamiento valora los distintos precios con el consumo que tiene cada periodo y tarifa. Así es como se estima el importe que se va a pagar y las compañías adjudicatarias son las que han ofertado el precio más económico.

Los pliegos del acuerdo fueron aprobados en Junta de Gobierno, el 1 de marzo, y corresponden a cuatro lotes de energía eléctrica por un importe de 82 millones de euros. El objeto del acuerdo marco es el suministro de energía renovable y su acceso a redes para edificios municipales y equipamientos del Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos, energía eléctrica renovable para el periodo comprendido entre el 1 de julio de 2018 y el 30 de junio de 2020.

El acuerdo, según fuentes municipales, facilita el acceso a la contratación pública a las pequeñas y medianas empresas, incorpora criterios de eficiencia energética y de inclusión social, y recoge la exigencia de que la energía comercializada sea de origen 100% renovable.

Además, se incorpora como criterio de solvencia técnica la certificación A emitida por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), de que la energía comercializada es de origen 100% renovable.

De acuerdo con el informe publicado el 27 de abril de 2017 por la CNMC (y así lo recoge también la sentencia del Tribunal Administrativo), 76 empresas comercializadoras suministran energía 100% renovable, siendo empresas de tamaño grande, mediano y pequeño. Esto supone el 64 por ciento de las comercializadoras.

El pasado 18 de abril el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid desestimó los recursos presentados por Gas Natural, Endesa e Iberdrola contra los pliegos de cláusulas administrativas particulares y de prescripciones técnicas del citado acuerdo marco para el suministro de energía eléctrica, dando la razón al Ayuntamiento de la ciudad.

LIMITACIÓN A LAS EMPRESAS QUE COMERCIALIZAN ÚNICAMENTE ENERGÍA RENOVABLE

En el concurso «se limitaba la concurrencia a solo aquellas empresas que comercializan únicamente energía renovable» con la intención de que, de esa manera, el suministro al Ayuntamiento sea de ese origen y no incluya otras fuentes como puede ser la cogeneración.

En consecuencia, no admite que otras comercializadoras habilitadas legalmente para el desarrollo de la actividad y que también pueden vender energía renovable puedan acceder al contrato por el hecho de que en su cartera de ventas se incluya un mix de fuentes de energía con otros orígenes que no se compran en este contrato.

«Admitirlas supondría que la energía incluida en el mix que entreguen en el Ayuntamiento aun con su certificado de garantía de origen no tendría un origen acreditado 100% renovable y, por tanto, no harían entrega cierta del objeto del contrato con la condición medioambiental que se ha establecido en cuanto a su origen», explican desde el Consistorio.

Por ello, «la única manera de asegurar que la energía es 100% renovable, es mediante la certificación que emite la CNMC relativa al mix de comercialización de cada empresa comercializadora, términos en los que se define el requisito de solvencia técnica».




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here